updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

El genoma de una medusa arroja luz sobre... la luz

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
medusa peine biolominiscente

Secuencian por primera vez el genoma de un animal bioluminiscente

Aunque las medusas peine (Mnemiopsis leidyi) son un poco más grandes en tamaño que una pelota de tenis y parecen burbujas en el mar, estos organismos son relativamente sofisticados en la forma de utilizar la luz.

Las criaturas parpadean con una luz azul-verdosa, por ejemplo, posiblemente para asustar a los depredadores. Los investigadores que estudian el genoma de la medusa peine, también conocida como un ctenóforo, han descubierto que las criaturas bioluminiscentes utilizan 10 proteínas para generar luz.

Tienen otras proteínas llamadas opsinas que detectan la luz, a pesar de que las medusas peine carecen de ojos, informa hoy un equipo de investigadores en BMC Biology. No está claro que hacen las opsinas en este animal.

El genoma es el primero de un animal bioluminiscente en ser secuenciado. Porque los ctenóforos parecen situarse en la base del árbol de la vida animal, los hallazgos sugieren que las proteínas de generación y detección de la luz evolucionaron al mismo tiempo como multicelularidad.

Dichas proteínas pueden haber dado lugar a la diversidad de moléculas sensibles a la luz observadas hoy en animales, como en los conos y bastones en los ojos humanos. Y su estudio, dicen los investigadores, podría conducir a nuevos conocimientos sobre el origen de los ojos y las terapias para el tratamiento de trastornos de la visión.

Artículo científico: Genomic organization, evolution, and expression of photoprotein and opsin genes in Mnemiopsis leidyi: a new view of ctenophore photocytes)