Loading...
updated 5:10 PM CET, Dec 15, 2017

Nuevo descubrimiento: medusa común es en realidad dos especies

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Nuevo descubrimiento: medusa común es en realidad dos especies - 5.0 out of 5 based on 1 vote

medusas Chrysaora quinquecirrha y chesapeakei

Una de las ortigas de mar suele nadar en alta mar y la otra en bahías y estuarios

El profesor Patrick Gaffney de la Universidad de Delaware y el ex alumno Keith Bayha, investigador asociado al Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian, han determinado que una medusa ortiga común es en realidad dos especies distintas.

La ortiga del Atlántico es una de las medusas más conocidas en la costa este de Estados Unidos, especialmente en la bahía de Chesapeake y la bahía de Rehoboth, donde comúnmente pican a los nadadores en grandes cantidades. Desde que fue descrita hace casi 175 años, se ha supuesto que la medusa era una única especie.

El descubrimiento de que en realidad se trataba de dos especies distintas, dijo Gaffney, fue posible gracias a las técnicas de secuenciación del ADN.

"Antes de que apareciera el ADN, las personas en los museos observaban organismos y contaban espinas y cerdas, medían cosas y clasificaban organismos por sus características físicas para identificar especies", dijo Gaffney. "En el caso de esta medusa, que se conoce desde hace siglos, Keith descubrió a través de la secuenciación del ADN que en realidad había dos grupos".

Resulta que la medusa ortiga marina que vive en alta mar es más grande y tiene aproximadamente un 40 por ciento más de tentáculos (40, en comparación con 24) que su homóloga de la orilla del mar. La ortiga marina también tiene una campana más grande, la parte superior del animal acuático, mientras que los tentáculos son más cortos que los de la especie de ortiga de la orilla.

recolección de medusas par el estudio

Bayha, autor principal del trabajo, obtuvo su doctorado en ciencias biológicas en la UD en 2005. Mientras trabajaba en la UD, trabajó estrechamente con Gaffney en el campus Hugh R. Sharp en Lewes y, durante el trabajo de campo, recolectó medusas en la costa de Delaware, cerca de Cabo Henlopen. El interés de Bayha en la especie continuó mucho después de completar su carrera, y ha recolectado especímenes en todas partes desde Noruega hasta Brasil, y estudió especímenes de museo del Smithsonian, donde trabaja ahora.

Las pruebas genéticas de muestras revelaron diferencias en algunas de las medusas de ortiga marina. Trabajando con Gaffney y Allen Collins del Laboratorio de Sistemática Nacional de la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica, Bayha confirmó que en realidad había dos especies distintas: una especie oceánica (Chrysaora quinquecirrha, "ortiga de mar") y una especie de bahía (Chrysaora chesapeakei, "ortiga de bahía") mediante la comparación de datos de ADN de las mediciones físicas de cada especie y usando modelos estadísticos para preguntar, "¿qué tan buena es la morfología para separar las especies?".

diferentes formas de la medusa Chrysaora quinquecirrha

"Cuando vuelves y prestas mucha atención, comienzas a contar el número de células y tipos de ardor, ves discretas diferencias que corresponden al ADN", dijo Gaffney. "En muchos casos, cuando trazamos los datos, los gráficos se veían completamente diferentes sin superposición, reafirmando que se trataba de dos especies".

La especie recientemente reconocida es la ortiga de bahía, que se encuentra en aguas menos saladas llamadas estuarios, como la bahía de Chesapeake. NOAA produce un pronóstico diario de medusas para la bahía de Chesapeake, donde las floraciones de medusas a veces pueden convertirse en una molestia. Según Gaffney, tener dos especies distintas puede explicar por qué son tan difíciles los esfuerzos para comprender los factores que afectan a la floración de las medusas.

El descubrimiento también puede ser una buena noticia para la ostra del este, que se encuentra en las costas del Atlántico y del Golfo, y es el tipo de ostra más consumido. Esto se debe a que las medusas ortiga de la bahía comen medusas peine inofensivas llamadas Mnemiopsis, un depredador clave de las larvas de ostra. Si las ortigas de la bahía son efectivas para alimentarse de la Mnemiopsis, entonces las larvas de la ostra oriental pueden tener una mejor oportunidad de sobrevivir.

Curiosamente, la nueva investigación mostró que la ortiga parece estar estrechamente relacionada con las medusas que se encuentran en las regiones costeras de Irlanda, Argentina y África. Pero de acuerdo con Bayha, no es inusual que nadie haya notado antes estas diferencias.

"No es que haya hecho algo tan diferente, es solo que nadie más lo buscó por mucho tiempo", dijo Bayha. "Las medusas son algo a lo que la gente no presta atención porque son fugaces. Vienen y van, son difíciles de estudiar, y no tienen partes duras como conchas que se acumulan en la orilla".

Los investigadores informaron los hallazgos de su estudio en la revista científica PeerJ: Multigene phylogeny of the scyphozoan jellyfish family Pelagiidae reveals that the common U.S. Atlantic sea nettle comprises two distinct species (Chrysaora quinquecirrha and C. chesapeakei)

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar