updated 1:27 PM CET, Dec 7, 2016

Las medusas cambian de casa en las costas española

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

medusa pelagia noctiluca en el puerto de A Coruña

Los expertos avisan de que la especie aún puede picar después de muerta

Abundan más en alta mar y causan daños en la pesca y las piscifactorías

Y en Ceuta, capturada por unos pescadores una medusa gigante

plaga de medusas en GaliciaEran esperadas en Cataluña, pero finalmente y con casi un mes de retraso, desembarcaron en tropel en el litoral del norte de A Coruña, desde Ferrol hasta A Costa da Morte. La insólita invasión de medusas que esta última semana asaltaron arenales y aguas coruñesas, tanto en la capital provincial como en alta mar, es, según algunas opiones, el resultado de una sorprendente migración tan insólita como lo son las altas temperaturas veraniegas de este mes de octubre.

Se supone que cruzaron en tropel el Estrecho y colonizaron el norte. Que las habitualmente gélidas aguas de este rincón atlántico de la península alcancen 20 y 21 grados, como ocurrió en A Coruña y en Laxe, contribuyeron a que la pelagia noctiluca, una especie peligrosa muy común en el Mediterráneo, haya preferido este año Galicia a Cataluña. Y también ayudó la calidad de los bancos pesqueros, atractivos por la abundancia de plancton y de huevas de jurel, sardina y otros pequeños peces de los que son tan golosas estas medusas rosadas y fluorescentes.

Los investigadores se han puesto manos a la obra para tratar de explicar y documentar este "increíble" fenómeno. Desde el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, el equipo de uno de los mayores especialistas en medusas de España, Josep María Gili, ya acudió a recoger muestras de los densos enjambres que colonizan la costa coruñesa, entre los que destacan la gran cantidad de crías de esta especie pelágica de crecimiento rápido. Nunca habían visto tantas juntas. Por el contrario, en la costa catalana, donde solían proliferar en septiembre, a estas alturas del año sigue sin avistarse ninguna.

varias heridas por picadura de medusaEstos días, los curiosos se agolpan en la dársena coruñesa y los alrededores del club náutico, mientras que en las playas de Riazor y Orzán los numerosos bañistas sortean los batallones de medusas consideradas de alta peligrosidad no sólo por las irritaciones y escozor de la piel que provoca su picadura, sino porque al tener tentáculos tan largos -que desplegados incluso pueden alcanzar 20 metros de longitud- afectan a más superficie de piel y pueden dejar una herida abierta que corra riesgo de infección si no es tratada. "Por una vez que uno se puede meter en el agua porque está caliente, resulta que hay medusas", lamentaba una señora.

En caso de picadura, se recomienda agua salada -nunca dulce-, poner frío durante un cuarto de hora y si es posible administrar algún antiestamínico. Los técnicos del acuario coruñés calculan que las colonias de medusas que llenan los arenales morirán rápido, pero advierten de que siguen activas y aún pueden picar de tres a cuatro días después de muertas.

Pero no sólo son consideradas de peligrosidad alta para las personas. La pelagia noctiluca, que por su luminiscencia es también visible de noche, resulta muy dañina para la pesca. Son depredadoras, y el descenso de peces en zonas con abundancia de medusas suele ser drástico. Además, la flota de bajura de A Coruña está regresando cada tarde a puerto con desperfectos en redes y otros aparejos. Cuentan los armadores que si en la costa hay muchas, son aún más abundantes una vez en alta mar. Hay bancos fuera de la costa en todos los lados, desde Cabo Prior hasta Laxe o Corme. Los marineros tampoco vieron nunca antes tal cosa, ni siquiera los más veteranos.

invasión medusa nomura en Japón

Los investigadores del CSIC de Vigo ya fueron alertados para hacer un seguimiento, debido a los problemas que esta especie puede causar tanto en la pesca como en piscifactorías. No faltan antecedentes como el del año pasado, cuando un grupo de pelagia noctiluca se coló en una granja de salmones de Irlanda y acabó con todas las crías.

Paradójicamente, la sobrepesca, al margen de los factores climatológicos, es una de las causas "más probables" de la proliferación de medusas, según recuerda el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Marino, dado que son especies que compiten con los peces por el mismo alimento. Cuantos menos adversarios tengan, más se reproducirán.

La actual invasión de medusas en A Coruña en pleno otoño llega tras un verano que fue incluso más tranquilo de lo habitual. Apenas se vieron velella velella, la especie más común en Galicia y de nula peligrosidad. Los informes estivales de la campaña Medusas 2009, que el ministerio extendió a todo el litoral español para tratar de anticipar la llegada a zonas de baños e informar a la población, destacan que este verano hubo incluso menos avistamientos que en años anteriores y siempre en alta mar, lejos de las zonas de baño y de las playas. Pero octubre ha dado un inesperado vuelco a todas las estadísticas.

También otra información dice que la aparición masiva de medusas en la costa coruñesa es un fenómeno que se produce habitualmente en otoño cuando soplan vientos del sur y suroeste, según el Instituto Español de Oceanografía, cuyos técnicos destacan que estas especies son arrastradas desde las zonas de alta mar donde residen hasta el litoral, en cuyos puertos y ensenadas quedan atrapadas. La corta vida de estos animales hace prever que desaparezcan de las aguas litorales en unos pocos días.

"No es nada anormal, no es frecuente que vengan todos los otoños pero no es extraño", explica la oceanógrafa Maite álvarez, que desarrolla su trabajo en la sede del instituto en A Coruña, acerca del gran número de medusas que pueden verse estos días en las playas de la ría y en el puerto.

Vídeo de National Geographic de enjambre de medusas:

Esta experta señala que el ciclo vital de la pelagia noctiluca, la medusa de color rosa violáceo llegada a las aguas de la ciudad, se desarrolla por completo lejos de la costa, pero que el viento predominante la pasada semana las ha arrastrado hasta el litoral situado entre A Costa da Morte y la ría ferrolana. "Sus movimientos son únicamente unos músculos que se contraen, por lo que no pueden luchar contra las corrientes y quedan confinadas en los puertos o en las rías, como la de Ferrol, cuya entrada es muy estrecha, por lo que han aparecido muchísimas", explica Maite álvarez.

El buque oceanográfico "Cornide Saavedra" realiza una campaña de investigación cerca de las costas coruñesas y hace días advirtió de que las corrientes dirigían a las medusas y salpas hacia tierra, donde su proceso de reproducción caracterizado por ser muy activo y rápido, favorece que se produzcan grandes acumulaciones tanto de individuos adultos como de jóvenes.

buque Cornide de SaavedraLas altas temperaturas alcanzadas en los últimos días han influido además en la multiplicación de las medusas llegadas a la ría coruñesa, ya que esta especie dispone de un biodetector que identifican el aumento del calor con la mayor cantidad de luz y alimento, lo que la lleva a reproducirse de modo masivo en estas situaciones.

Además de las medusas, las corrientes han traído hasta el litoral a las salpas, especie clasificada como thalia democrática y que no pertenece al mismo orden que las medusas aunque su aspecto es muy parecido y su tamaño es mucho menor que el de las noctiluca, que pueden alcanzar hasta los 15 centímetros. "Tienen muchísima agua y son mucho más pequeñas, tienen un color violeta que es el aparato digestivo y las gónadas, pero el 98% es agua, como las medusas y forman unas cadenas que se rompen al cogerlas y quedan como unas bolitas sobre la arena", explica Maite álvarez, quien añade que las salpas carecen de sustancias urticantes, por lo que no causan molestias a los bañistas.

La aparición masiva de medusas en la costa es habitual en las aguas del Mediterráneo en los últimos años, donde este fenómeno se relaciona con la progresiva desaparición de las tortugas marinas, ya que estos animales son grandes consumidoras de organismos gelatinosos.

El Instituto Español de Oceanografía descarta que la llegada de las medusas sea una consecuencia del cambio climático, que ya ha favorecido la aparición de especies marinas de aguas cálidas en zonas más cercanas al océano ártico. Los investigadores consideran normal el fenómeno ocurrido en los últimos días en la costa coruñesa a causa del viento proveniente del sur, que arrastra hacia tierra las aguas superficiales de alta mar en las que viven las medusas.

Esta situación se invierte cuando los vientos soplan desde el Norte, ya que impulsan hacia mar adentro a las aguas costeras superficiales y dejan paso a las profundas, que transportan una gran cantidad de nutrientes.

Capturada una medusa gigante en Ceuta

Cyanea capillata (Semaeostomae, Scyphozoa)También esta semana, unos pescadores de Ceuta han localizado una medusa de unos 20 kilos de peso, de una especie que suele visitar las costas en la época otoñal, cuando se encontraban faenando en aguas del Estrecho de Gibraltar.

La medusa quedó atrapada en la red de pesca de los pescadores ceutíes, siendo localizada con vida aunque el animal presentaba heridas. El animal que puede pertenecer a la especie "Cyanea Capillata", pesa unos 20 kilos y su captura provocó que el anzuelo especial se doblara en el momento en el que la misma era trasladada al puerto pesquero de la ciudad.

Los pescadores han mostrado su sorpresa por el elevado peso del animal, al reconocer que es la primera vez que localizan un animal de similares características. Este animal es conocido popularmente como "Melena de León", y no es una especie peligrosa y suele frecuentar las aguas del Estrecho en el otoño.

En este otro vídeo de National Geographic podemos apreciar la forma en capturan la medusas a sus presas, en este caso un pez:

¿Que tipo de especie animal son las medusas?

Las medusas son organismos invertebrados que viven en el mar, compuestos casi en su totalidad por agua (algunas especies, hasta el 99%). Pertenecen al grupo de los cnidarios, así llamados por su capacidad urticante: "cnidos" en griego significa ortiga.

Tienen una umbela (el capuchón), donde desarrollan una cavidad gástrica que les sirve de boca y de ano. Está rodeada por el manubrio, de donde cuelgan unos tentáculos, de longitud y cantidad variable según la especie, donde suelen localizarse miles de cnidocistos, el arma de defensa y de captura de las medusas, con ella nos pican.

picadura de celula urticante de medusaEstas células urticantes se disparan mecánicamente al menor contacto con un cuerpo extraño inyectando un líquido urticante. Es como un disparo que paraliza a la presa o al bañista y puede llegar a ser letal. Hay que tener cuidado porque los cnidocistos continúan activos aún cuando la medusa está muerta o en la arena.

Forman parte del plancton gelatinoso, un espectro de organismos muy variado, compuesto, además de por medusas, por sifonóforos, ctenóforos o salpas, seres gelatinosos pero algo diferentes de las medusas, aunque no se aprecie a simple vista.

Las medusas se alimentan de larvas de peces, de pequeños crustáceos, de nutrientes... que quedan atrapados en esos filamentos que luego retraen hasta su boca.

El tamaño de las medusas oscila entre el de las minúsculas hidromedusas con umbelas de menos de un centímetro de diámetro hasta las medusas gigantes, que pueden medir dos metros o incluso más.

Aunque sólo nos acordemos de ellas en verano y en las zonas cálidas, las medusas están por todas partes. Tienen un ciclo de vida de entre uno y dos años, viven en alta mar y son prácticamente pasivos, por lo que se dejan arrastran por las corrientes que, hacia la primavera, las empujan hacia la costa.

No son animales de aguas cálidas. En los fiordos escandinavos, por poner un ejemplo, han tenido graves problemas con las medusas. Y las hay también en los polos.

Las medusas no son animales de aguas cálidas, sino que se adaptan a la temperatura del agua donde estén. Algunas especies se encuentran más cómodas en aguas templadas y otras, en aguas frías. Incluso hay medusas de agua dulce, que están en lagos y embalses, sobre todo. Son pocas y muy pequeñas, muy difíciles de ver, y prácticamente no pican.

medusa pelagia noctilucaEn las frías aguas de las Aleutianas, el norte del Pacífico, se realizaron los primeros estudios sobre la transformación de la fauna marina por la sobrepesca. Esta zona, muy rica en pesca, sufrió, mediados los 90, una transformación imporante debido al abuso de las capturas y se documentó que las principales beneficiadas de la reducción de peces eran las medusas.

En el año 2007 se descubrieron nuevas especies de medusas en la Antárdida, bajo la placa de Larrsen. Esta zona (del tamaño de Bélgica) se desprendió de la "banquisa contienental" y permitió el acceso a unas aguas hasta entonces inexploradas.

No se sabe con certeza cuántos tipos de medusas existen pero con seguridad, hay más de 4.000 especies. Si comparamos esta cifra con la de los mamíferos (alrededor de 5.000 especies), nos damos cuenta de lo vago que es hablar de medusas en general.

Son, por lo tanto, seres con una asombrosa capacidad de adaptación al medio, lo que les ha permitido superar las grandes perturbaciones del planeta y llegar a desplazar a especies autóctonas.

Aún así, su estudio a nivel paleontológico es muy difícil, ya que no se conservan fósiles , dada su composición, esencialmente acuosa.

En este vídeo podemos ver vistosas danzas de medusas en el Aquarium de Chattanooga:

Dancing Jellyfish from Paul Shoemaker on Vimeo.

Una idea muy dulce para aprovechar la proliferación de medusas: Caralelos de medusa

Las poblaciones de medusas gigantes, o medusa nomura (también llamadas Echizen kurage), se han multiplicado peligrosamente en los últimos años en aguas de Japón debido principalmente a la sobreexplotación de los recursos marinos, y han acabado por diezmar a las especies de peces que se alimentan de los ejemplares jóvenes y compiten con ellos por el zooplancton.

galletas de medusaLos habitantes de la zona tienen medusas para dar y tomar , pero no saben qué hacer con ellas... ¿O quizás sí? Puede que los estudiantes de un instituto del pueblecito de Obama (sí, como el presidente de EE.UU.) hayan dado un primer pasito para encontrar una solución a este embrollo después de incorporar la Nemopilema nomurai a la lista de ingredientes que utilizan para confeccionar unos caramelos que han ideado (también galletas).

Estos dulces llevan azúcar, claro que sí, pero también unos polvos que se obtienen tras hervir las medusas hasta el punto en que sus cuerpos se convierten en una especie de pasta, la cual rallan para lograr partículas muy finitas que acaban añadiendo al caramelo.

Para conseguir cobertura mediática y dar a conocer su original receta, se han puesto en contacto con la Agencia Aeroespacial Japonesa y les han propuesto que los astronautas del país lleven estas golosinas en sus futuras misiones. Por lo pronto, un representante de este organismo ha confirmado que en los próximos días se pasará por la escuela a probar el dulce...

En la página web de El aderezo dicen que de las medusas se puede aprovechar hasta el veneno , ¿tú que opinas de todo esto?

Enlaces:   Instituto de Ciencias del Mar (medusas)   Sección de Medusas en Vista al Mar