Rara langosta 'algodón de azúcar' aparece una vez entre 100 millones

langosta color algodón azúcar

Las langostas algodón de azúcar pueden ser azules debido a una mutación genética o su dieta

Un pescador de langostas de Maine hizo recientemente una captura de una en cien millones cuando sacó una rara langosta con un caparazón azul brillante, moteada del color del algodón de azúcar de feria.

El pescador de langostas, Bill Coppersmith, pescó la llamada langosta algodón de azúcar el 5 de noviembre en Casco Bay, una entrada del Golfo de Maine. "Bill y su equipo estaban extremadamente emocionados", dijo Mark Murrell, director ejecutivo de la empresa de mariscos Get Maine Lobster, para la cual Coopersmith es un pescador contratado. Coopersmith nombró al azulado crustáceo bebé Haddie, en honor a su nieta, y rápidamente alertó a Get Maine Lobster de la captura, dijo Murrell.

Las langostas algodón de azúcar son ciertamente una rareza, aunque no está claro exactamente cuántas existen en la naturaleza, según National Geographic. Dicho esto, los crustáceos de caprichosos colores aparecen una vez cada cuatro o cinco años, dijo a National Geographic Michael Tlusty, profesor asociado de sostenibilidad y soluciones alimentarias en la Universidad de Massachusetts Boston.

"Es tan rara que solo se capturan 1 entre 100 millones", dijo Murrell en un reciente vídeo sobre Haddie. Coopersmith, quien ha sido un pescador de langostas durante 40 años, ha capturado en el pasado otras dos raras langostas, una blanca y una naranja, dijo Murrell. También nombró a esos coloridos crustáceos en honor a sus nietos.

Las langostas obtienen su color de un pigmento y antioxidante llamado astaxantina, y la forma de este compuesto cambia cuando se unen a él otras proteínas, según National Geographic. Cuando cocinas la langosta, se rompen los enlaces químicos que mantienen las proteínas en el pigmento, liberando astaxantina en todo el caparazón y la piel de la langosta y haciendo que el animal parezca rojo brillante, informó Nature.

Pero en las langostas vivas, algunas proteínas se apoderan de la astaxantina y contorsionan tanto la molécula que la versión retorcida absorbe y refleja diferentes longitudes de onda de luz; las longitudes de onda reflejadas dan al pigmento su color. La unión a ciertas proteínas hace que la astaxantina parezca azul, otras proteínas hacen que parezca amarilla y cualquier astaxantina flotante en la langosta se ve roja, informó National Geographic.

La mezcla de estos muchos colores generalmente le da a las langostas su apariencia moteada, naranja quemada y marrón, pero de vez en cuando, aparece una langosta cerúlea como Haddie. Este drástico cambio en la coloración puede deberse a que la langosta tiene niveles inusualmente bajos de astaxantina, debido a una dieta baja en el compuesto; esto podría suceder si la langosta se alimentara principalmente de cebo, en lugar de la dieta típica de langosta de cangrejos y camarones ricos en astaxantina.

langosta color algodón azúcar

Si ese es el caso, la poca astaxantina consumida por la langosta tendría que unirse principalmente a las proteínas que hacen que el pigmento se vea azul, para darle al animal ese color de algodón de azúcar. O, alternativamente, el color de la langosta podría ser el resultado de una peculiaridad genética que altera las proteínas que se unen al pigmento, cambiando así su color aparente, según National Geographic.

Cualquiera sea la causa de su coloración ópalo, la langosta Haddie ha encontrado un nuevo hogar en el Seacoast Science Center en Rye, New Hampshire. "Esta es una hermosa langosta y queremos conservarla", dijo Murrell en el reciente vídeo de la compañía.

¿Por qué no devolver a Haddie al golfo de Maine? "De acuerdo con la Alianza Comunitaria de los Langosteros de Maine, las langostas con colores poco comunes pueden estar en desventaja y ser más visibles para los depredadores, ya que su coloración normal las ayuda a mezclarse con el medio ambiente", dijo Murrell. "Por lo tanto, Get Maine Lobster la donó al Seacoast Science Center, donde puede pasar el rato con otras langostas y estar lo más segura posible".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar