Clicky

Un paraíso para las mantas de arrecife

(0 Votes)

Manta Alfredi en Komodo

El Parque Nacional de Komodo alberga algunas de las agregaciones de mantarrayas más grandes del mundo

A través de un trabajo colaborativo que incluye al público, los científicos de la Marine Megafauna Foundation y la Universidad de Murdoch se están reportando una gran cantidad de mantarrayas en las aguas del Parque Nacional de Komodo, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en Indonesia, lo que sugiere que el área puede ser la clave para la recuperación regional de la amenazada especie.

Las mantas de arrecife (Mobula alfredi), que crecen hasta 5 m, tienden a residir y alimentarse en hábitats costeros poco profundos. También visitan 'estaciones de limpieza' en los arrecifes de coral para desparasitarse o quitarse la piel muerta por unos pequeños peces. También se observan 'trenes' de cortejo adyacentes a las estaciones de limpieza. En el Parque Nacional de Komodo, las mantarrayas están presentes todo el año, desafiando al famoso dragón de Komodo como la megafauna más buscada por los visitantes.

Los científicos se asociaron con la comunidad de operadores de buceo que prestan servicios en el Parque Nacional de Komodo para obtener fotografías de identificación de las mantarrayas que visitan las aguas del parque y enviarlas a MantaMatcher.org, una base de datos en línea de colaboración colectiva para mantarrayas y otras rayas. La mayoría de las fotografías provienen de solo cuatro lugares de más de 20 comúnmente visitados por barcos de turismo.

"Me sorprendió lo receptiva que fue la comunidad de buceo local para ayudar a recopilar datos muy necesarios sobre estos amenazados animales", dijo la autora principal, la Dra. Elitza Germanov. "Con su apoyo, pudimos identificar más de 1.000 mantarrayas individuales a partir de más de 4.000 fotografías".

Las mantarrayas individuales se identifican por sus patrones abdominales únicos y, a veces, llamativos. La Dra. Andrea Marshall, científica principal y cofundadora de Marine Megafauna Foundation, vio el potencial de involucrar al público con la recopilación de datos para estos amenazados y poco estudiados animales marinos y trabajó con la compañía de software WildMe para desarrollar una plataforma de base de datos de vida silvestre en línea (MantaMatcher.org) para unir y catalogar mantarrayas en diferentes poblaciones alrededor del mundo.

"A la gente le encantan las mantarrayas, son uno de los animales más icónicos de nuestros océanos. El aumento del número de personas que practican buceo, esnórquel y la llegada de cámaras subacuáticas asequibles significó que las fotos y los vídeos tomados por el público durante sus vacaciones podrían usarse para escalar la recopilación de datos de forma rápida y asequible", dijo el coautor del estudio, el Dr. Andrea Marshall.

Manta Alfredi en Komodo

Imagen: Limpieza de mantarraya en el Parque Nacional de Komodo. Crédito: Elitza Germanov

Las fotografías y la información de tiempo y ubicación que las acompaña se utilizan para construir historias de avistamientos de mantarrayas individuales, que luego se pueden analizar con modelos estadísticos de movimiento. Estos modelos pueden predecir la probabilidad de que las mantarrayas habiten o viajen entre sitios específicos. Los resultados del estudio mostraron que algunas mantarrayas se desplazaron por el parque y otras hasta el AMP de Nusa Penida (>450 km al oeste), pero en general, las mantarrayas mostraron preferencias individuales por sitios específicos dentro del parque.

"Me pareció muy interesante cómo algunas mantarrayas parecen preferir pasar su tiempo en algunos sitios más que en otros, incluso cuando los sitios están separados por 5 km, que son distancias cortas para las mantarrayas", dijo la Dra. Elitza Germanov. "Esto significa que las mantarrayas que prefieren los sitios donde se siguen realizando actividades pesqueras o que son más frecuentados por el turismo sufrirán mayores impactos", agrega.

Las actividades de pesca han estado prohibidas en muchas áreas costeras dentro del Parque Nacional de Komodo desde 1984, incluso en los hábitats de las mantarrayas, lo que ofrece cierta protección a las mantarrayas que es anterior a la protección nacional de 2014. Sin embargo, debido a la actividad de pesca ilegal y los movimientos de las mantarrayas hacia aguas muy explotadas, las mantarrayas continúan enfrentando una serie de amenazas por la pesca. Alrededor del 5% de las mantarrayas de Komodo tienen lesiones permanentes que probablemente sean el resultado de encuentros con artes de pesca.

parque nacional de Komodo

Imagen: Ubicación de los sitios de estudio dentro de las regiones norte (Cauldron–CL), central (Karang Makassar–KM, Mawan–MW) y sur (Manta Alley–MA) del Parque Nacional de Komodo (NP), Lesser Sundas, Indonesia.

La popularidad del Parque Nacional de Komodo para el turismo creció a lo largo del estudio, lo que resultó en un aumento del 34% en los barcos turísticos que visitan los sitios de mantarrayas. Un aumento en la actividad de navegación y el exceso de buzos y actividades de esnórquel pueden tener un impacto negativo en las mantarrayas y sus hábitats. En 2019, la Autoridad del Parque Nacional de Komodo introdujo límites en la cantidad de botes y personas que visitan uno de los sitios de mantarrayas más famosos.

"Este estudio muestra que los lugares donde los turistas comúnmente observan mantarrayas son importantes para que los animales se alimenten, limpien y apareen. Esto significa que el Parque Nacional de Komodo debe crear medidas para limitar la perturbación en estos sitios", dijo el Sr. Ande Kefi, un empleado del Parque Nacional de Komodo involucrado en este estudio. "Espero que este estudio anime a los operadores turísticos a comprender la necesidad de las regulaciones ya impuestas y aumentar el cumplimiento", agrega.

Los autores del estudio hacen recomendaciones adicionales para mejorar la conservación de las mantarrayas dentro del Parque Nacional de Komodo, que también pueden servir como pautas para los hábitats de las mantarrayas en otras partes del mundo. Se propone limitar el número de embarcaciones turísticas permitidas a la vez en todos los sitios de agregación de mantarrayas y hacer obligatorios los códigos de conducta para el buceo y el esnórquel con mantarrayas como formas de minimizar el impacto del turismo.

A pesar de la historia de Indonesia con pesquerías intensivas de mantarrayas, el Parque Nacional de Komodo todavía conserva grandes agregaciones de mantarrayas que, con una gestión cuidadosa y constante y la reducción de amenazas, beneficiarán a las poblaciones regionales de mantarrayas. El estudio destaca que las áreas marinas protegidas que son lo suficientemente grandes como para albergar importantes hábitats de mantarrayas son una herramienta beneficiosa para la conservación de las mantarrayas.

La investigación fue publicada en la revista de acceso abierto PeerJ: Residency, movement patterns, behavior and demographics of reef manta rays in Komodo National Park

Imagen de cabecera: Manta Alfredi en el arrecife de Komodo. Crédito: Andrea Marshall

Etiquetas: Manta arrecifeKomodo

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: