El pez león puede atrapar presas más rápidas gracias a la paciencia

pez león (Pterois volitans)
Pez león rojo (Pterois volitans) en el Aquazoo (acuario) en el Zoo Schmiding en Schmiding cerca de Bad Schallerbach, Austria.

Un ejemplo perfecto del viejo adagio "no llega más lejos quien más corre"

Un par de investigadores del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de California descubrieron que el pez león que nada lentamente es capaz de atrapar y comer presas más rápidas mediante el uso de la persistencia. En su artículo científico, Ashley Peterson y Matthew McHenry describen su estudio de laboratorio sobre la estrategia depredadora del pez león rojo (Pterois volitans).

El pez león ha estado en las noticias últimamente debido a su invasión en partes de los océanos fuera de su región nativa del Indo-Pacífico. Los espinosos peces se consideran ahora una especie invasora en muchas partes del Océano Pacífico y, en algunos arrecifes de coral, se han convertido en los principales depredadores.

Investigaciones anteriores han demostrado que el pez león caza confundiéndose con el fondo y luego aferrándose a la presa que pasa; sus mandíbulas crean un efecto de succión. Pero investigaciones anteriores también han demostrado que el pez león puede atrapar presas en aguas abiertas donde no hay lugar para pasar desapercibido. Sin embargo, cómo lo hacen ha sido un misterio, porque nadan más lentamente que la mayoría de sus presas.

El trabajo de la pareja de investigadores consistió en colocar un pez león en un tanque con un damisela verde, un nadador mucho más rápido y registrar la acción. Los investigadores encontraron que el pez león pudo capturar y comer damiselas en 14 de 23 ensayos y que el pez león tuvo éxito el 74% de las veces cuando intentaba atacar.

Los investigadores también encontraron que los damiselas nadaban aproximadamente el doble de rápido que el pez león, lo que sugería dificultades para perseguirlos.

Pero los investigadores descubrieron que los damisela tienen que detenerse y descansar de vez en cuando, mientras que el pez león no lo hace: continúa persiguiendo a su presa hasta que la alcanza. También lo hace con paciencia, trabajando para evitar llamar la atención.

Luego, cuando está lo suficientemente cerca, si el damisela no está prestando suficiente atención o simplemente está retraído, el pez león ataca. Un ejemplo perfecto del viejo adagio "lento y constante gana la carrera o no llega más lejos quien más corre".

pez león acechando damiselas

Imagen: La estrategia de depredación persistente del pez león rojo (Pterois volitans) acechando damiselas

La investigación se ha publicado en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences: The persistent-predation strategy of the red lionfish (Pterois volitans)

Etiquetas: Pez leónCazarPersistencia

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: