updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Primeras observaciones en directo de un raro rape de aguas profundas (vídeo)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Chaunacops coloratus

El Chaunacops coloratus cambia de color azul a rojo a medida que envejece

Posee un señuelo en la cabeza que usa como "anzuelo" para atraer a sus presas

"Un pez, dos peces, pez rojo, pez azul", con un cuerpo bulboso y escamas puntiagudas, un peludo señuelo colgando de su cabeza y aletas como pies que usa para "caminar" a lo largo del fondo marino, el rape de las profundidades Chaunacops coloratus parece sacado de un libro del Dr. Seuss.

En un artículo reciente el investigador del MBARI Lonny Lundsten y coautores describen las primeras observaciones de estos peces poco comunes en su medio natural, el hábitat de aguas profundas. Además de documentar estos peces caminando sobre el lecho marino y pescando con sus señuelos incorporados, los investigadores descubrieron que los peces cambian de color azul a rojo a medida que envejecen.

Chaunacops coloratusEl C. coloratus fue descrito por primera vez de un solo espécimen recogido en las costas de Panamá durante una expedición en 1891 a bordo del vapor Albatross de la U.S. Fish Commission. Sin embargo, desde hace más de 100 años los investigadores marinos sólo han recogido estos peces de aguas profundas con redes de arrastre y dragas, así que este rape nunca fue visto con vida. Eso cambió en 2002, cuando los investigadores del Monterey Bay Aquarium Research Institute (MBARI), Moss Landing Marine laboratorios y el Monterey Bay National Marine Sanctuary utilizaron el vehículo operado a distancia (ROV) Tiburon para explorar Davidson Seamount, un volcán extinto en las costas de California Central.

Cuando los investigadores vieron por primera vez en vídeo este pez desde el ROV, no estaban exactamente seguros de qué tipo de pescado era. Aunque el C. coloratus había sido dragado de ambientes de aguas profundas en otras cuencas oceánicas, nunca se había visto en el Pacífico norte. Después de la travesía, los investigadores reclutaron a ictiólogos de la Academia de Ciencias de California y de otras partes para ayudarles a identificar los peces.

Luego, en 2010, los investigadores de  MBARI observaron seis más de estos peces durante una única inmersión del ROV en los montes submarinos Taney, otra serie de volcanes extintos de la costa de California. Esta vez, el equipo de investigación se dio cuenta de que no todos los peces eran de color rojo o de color rosa, como se habían descrito previamente en la literatura científica. En cambio, algunos de los peces eran de color azul.

Chaunacops coloratus, escaDespués de comparar los tamaños de los peces en los videos del ROV, los científicos notaron que los peces rojos eran más grandes y más maduros, mientras que los peces azules eran más jóvenes y más pequeños. A partir de estas observaciones, se deduce que este pez probablemente comienza su vida en una forma de larva transparente, se vuelve azul como juvenil y se vuelve rojo en la edad adulta.

Uno de los rasgos notables de todo el rape es su capacidad para atraer a sus presas utilizando partes de su cuerpo que funcionan como señuelos. Durante una inmersión del ROV, los investigadores observaron cómo el C. coloratus desplegaba un señuelo peludo, parecido a una fregona, llamado esca, que colgaba del extremo de una aleta modificada en la parte superior de su cabeza. Después de un intento fallido de atraer a la presa, el rape guardaba luego las "artes de pesca" a distancia en una cavidad especial situada entre los ojos (ver la imagen de la izquierda y el vídeo más abajo).

Además de presenciar el rape con su "señuelo", Lundsten y sus colegas también vieron al C. coloratus moverse por el lecho marino de una manera similar a caminar (ver imagen abajo a la derecha). Este comportamiento es común entre los 'parientes' del C. coloratus de aguas poco profundas, como el pez sapo, pero no se había observado en el C. coloratus. Los científicos especulan que "caminar" es más eficiente energéticamente que nadar distancias cortas, y que también perturba menos el agua de mar alrededor, lo que reduciría las posibilidades de sorprender a una presa cercana.

Como resultado de las observaciones del ROV del MBARI, los investigadores también se enteraron que el C. coloratus puede vivir tan profundo como 3.300 metros (11.000 pies) bajo la superficie del océano. Anteriores colecciones con redes de arrastre sugirieron que los peces viven sólo a profundidades de 1.250 a 1.789 metros (4.100 a 5.900 pies).

Chaunacops coloratus, caminandoDadas las grandes profundidades a las que habitan estos peces, no es de extrañar que nunca se hayan visto antes con vida. También es una prueba de la utilidad de los ROV, que han proporcionado a los científicos marinos una nueva ventana en el fondo del mar. MBARI ha sido pionero en el uso del ROV para estudiar a los animales en las aguas medias y en el fondo marino profundo, descubriendo nuevas especies, observando a animales que nunca se han visto antes, documentando comportamientos previamente desconocidos y recolectando a los individuos en su hábitat natural.

Lundsten espera que futuras observaciones de esta especie en su hábitat natural, junto con un examen adicional de las muestras obtenidas y los datos genéticos, pueden revelar más información acerca de estos animales poco comunes. Como ocurre con muchas criaturas de aguas profundas, todavía sabemos muy poco sobre la biología básica del C. coloratus, qué come, cómo se reproduce y el tiempo que vive. Los estudios futuros también pueden revelar si (como otros rapes) utilizan señuelos bioluminiscentes y cómo están relacionados los individuos recolectados fuera de California con los encontrados en otras partes del océano.

Lundsten dice: "cuando encuentras algo tan raro como este pequeño pez, es importante documentar claramente lo que puedas ... y luego hacer que la información esté disponible para que otros investigadores actuales y futuros tengan acceso a los ficheros y la información derivada de las muestras. "Con ese fin, los científicos de MBARI publicaron sus observaciones detalladas del C. coloratus y depositaron las muestras que recogieron en una colección de referencia de la Academia de Ciencias de California. También archivaron los datos moleculares sobre los peces, incluyendo secuencias de genes, en GenBank, una base de datos integral de información científica internacional de ADN.

En nuestros continuos esfuerzos por comprender los océanos del mundo, cuenta cada pequeño pedazo. Un pez, dos peces, las pequeñas piezas se suman a un conjunto mayor. También pueden estimular nuestra capacidad de asombro. Como Lundsten dice: "Tengo curiosidad sobre el mundo, y tengo el deseo de hacer una contribución a nuestra comprensión del mismo, incluso si es sólo añadiendo un poco más de información acerca de un pequeño pez que la mayoría de la gente nunca ve. Al final, esperamos inspirar a otras personas a hacer lo mismo, especialmente los niños".

Artículo escrito en inglés por Dana lacono: First live observations of a rare deep-sea anglerfish

Artículo científico: Lundsten, L., S.B. Johnson, G.M. Cailliet, A.P. DeVogelaere, D.A. Clague (2012). Morphological, molecular, and in situ behavioral observations of the rare deep-sea anglerfish Chaunacops coloratus (Garman, 1899), order Lophiiformes, in the eastern North Pacific. Deep-Sea Research I 68, 46–53.

Créditos multimedia: Monterey Bay Aquarium Research Institute (MBARI)