updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Hay sólo una cosa que detenga al camarón asesino

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

camarón asesino (Dikerogammarus villosus)

Un desagradable parásito llamado Cucumispora dikerogammari invade los músculos del anfípodo

Las especies exóticas se convierten en invasoras cuando su introducción a un ecosistema termina causando perturbación ecológica en su nuevo hogar. Los sapos de caña, conejos, el jacinto de agua y el mejillón cebra son todos ejemplos infames. A menudo estas criaturas son introducidas para deshacerse de las "plagas".

Ahora, un "camarón asesino", Dikerogammarus villosus, se ha convertido en una molestia en Europa. Pero una nueva investigación muestra que, gracias a un pequeño parásito, el camarón asesino ha causado mucho menos estragos de los que podría haber sido capaz de hacer.

Una de las teorías de por qué algunas especies introducidas llegan a ser tan exitosas en una nueva región es llamada la "hipótesis de la liberación del enemigo". En su nuevo hogar, las especies introducidas fuera de control ya que no son perseguidas por sus enemigos de siempre que de otro modo mantendrían su población bajo control.

El Dikerogammarus villosus es un anfípodo - un pequeño crustáceo parecido al camarón - de la región del Ponto-Caspio que ha invadido Europa occidental y central, y ahora también se encuentra en el Reino Unido. Sólo crecen hasta un poco más de una pulgada de largo, pero son pequeños depredadores voraces que se alimentan de todo lo más pequeño que ellos mismos, incluyendo uno al otro. Liberado de sus depredadores y parásitos habituales, el anfípodo invade la vida en agua dulce de su nuevo hogar.

El enemigo ineludible

Cucumispora dikerogammariPero el D. villosus no ha escapado totalmente de sus enemigos del pasado, de acuerdo con un artículo reciente en la revista Parasitology. Un desagradable parásito (un microsporidian) llamado Cucumispora dikerogammari invade los músculos del anfípodo, se reproduce prolíficamente y finalmente lo mata. Hay cierta preocupación de que este parásito puede extenderse a los invertebrados nativos. Pero también es una de las pocas cosas que frenan que el voraz D. villosus cause aún más destrucción.

Un grupo de científicos de Francia llevó a cabo un estudio para ver cómo el C. dikerogammari afecta los niveles de actividad y apetito del D. villosus. Los científicos observaron el comportamiento tanto de anfípodos infectados y no infectados en un tubo de vidrio lleno de agua y se dieron cuenta de que los anfípodos en una etapa tardía de la infección que están visiblemente "hasta los topes" con esporas del parásito que en realidad son más activos que los anfípodos saludables o los que no están parasitados visiblemente porque están en una etapa mucho más temprana de la infección.

También presentaron anfípodos con larvas de mosquito para ver cuántos comían. Los D. villosus infectados y no infectados se abalanzaron sobre los larvas de insectos, pero los anfípodos muy infectados comieron mucho menos que los sanos. Por alguna razón, este parásito parece causar que el D. villosus pierda su apetito, y dada la reputación de este crustáceo de comer todo lo que pueden conseguir sus garras, esto puede haber reducido su impacto ecológico global.

Una vez más, otro parásito ha roto el mito de que no son más libres. Pero la historia deja una pregunta sin respuesta, ¿por qué el parásito hace su huésped más activo antes de matarlo?

Esto podría ser una manifestación rara de la enfermedad parasitaria. En cualquier caso, este tipo de comportamiento es ciertamente útil para el parásito - ya que depende del canibalismo para su transmisión a nuevos huéspedes.

El Dikerogammarus villosus generalmente prefieren quedarse en un refugio y esperar a la presa potencial. Al tener su ejército fuera de casa, el C. dikerogammari podría aumentar las posibilidades de que su anfitrión encuentre uno de sus compañeros caníbales, o morir donde se puede compactarse por otros anfípodos.

Parece que, para el camarón asesino invasivo, no importa lo lejos que vaya nunca puede escapar de tu pasado.

Artículo científico: A co-invasive microsporidian parasite that reduces the predatory behaviour of its host Dikerogammarus villosus (Crustacea, Amphipoda).