updated 9:29 PM CEST, Sep 26, 2016

Este hermoso pero destructivo pez está recurriendo al canibalismo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

pez león en arrecife de Indonesia

Los esfuerzos para eliminar de la Florida al pez león invasivo no han funcionado. Ahora estos peces venenosos se están comiendo unos a otros, a pesar de que probablemente sus números no se van a reducir sustancialmente.

El pescador Gary Nichols, que desde hace años ha estado encontrando pez león en sus trampas de langosta cerca de los Cayos de la Florida, ha notado algo diferente este año: El pez león se están comiendo unos a otros.

"Al sacarlos de las profundidades los peces león escupieron lo que estaba en sus estómagos, y me di cuenta que un buen número de ellos regurgitaron otro pez león. Yo ni siquiera tengo que destriparlos para verlo porque todavía están en la boca", dice Nichols. "Son comedores bastante increíbles así que no estoy realmente sorprendido".

El canibalismo puede parecer la manera natural de hacer frente a la creciente invasión del pez león en la Florida, pero es poco probable que ofrezca una cura.

Visualmente impresionante, con sus largas rayas blancas y marrones, aletas en forma de abanico, el pez león se considera la especie exótica más destructiva en las aguas marinas de la Florida y el Caribe. Tienen un voraz apetito y consume decenas de organismos en una alimentación, reduciendo drásticamente otras poblaciones de peces y alterando los delicados ecosistemas de arrecifes.

Además, el pez león puede poner hasta 30.000 huevos cada cuatro días, y sus espinas venenosas les dejan sin depredadores conocidos en las aguas de Florida.

Pruebas de ADN han confirmado que el pez león en aguas del Caribe está participando en el canibalismo, y los investigadores están tratando de determinar si es porque el pez está agotando sus alimentos existentes, tales como gobios y pargos.

El canibalismo es raro

En los Cayos de Florida Nichols los utiliza para encontrar camarones y otros pequeños invertebrados en sus trampas de langosta, pero ha notado un fuerte descenso. Él sospecha que el pez león está comiendo los crustáceos, y debido a que no pueden satisfacerse están recurriendo a aprovecharse unos de otros.

"He visto peces león mucho más grandes este año y estoy viendo pez león lleno de pez león", dice. "Creo que es porque han comido la mayor parte de sus fuentes de alimento... y ahora están comiendo otros peces león".

El canibalismo ocurre en algunas especies de peces de arrecife, pero es raro, según los científicos marinos. Un estudio del contenido del estómago descubrió canibalismo en cuatro de 130 de peces león recogidos en las Bahamas, con resultados similares a partir de un estudio de 157 en México.

Debido a la falta de investigación, no está claro si el canibalismo del pez león se mantiene estable o aumenta.

"Si vemos un aumento en el canibalismo podría significar que hay tantos peces león que se controlan a sí mismos, pero no creo que todavía se haya llegado a ese punto", dice el investigador marino Mateo Johnston de la Nova Southeastern University, que sigue las tendencias de la población del pez león. "Sería interesante ver si hay un aumento con el tiempo, porque yo creo que eso significaría que se están acercando a su capacidad de carga para esa área en particular".

pez león en Florida

Dramático aumento del pez león

La amenaza del pez león comenzó en la costa del Atlántico frente a Florida a finales de 1980. Los expertos sospechan que la invasión comenzó cuando alguien lanzó peces león de acuario en su hábitat natural.

El pez león no influye en los ecosistemas marinos en su región nativa del Indo-Pacífico. Pero en el Atlántico la investigación muestra que el rápido aumento de peces león coincidió con una disminución de peces nativos de un 65 por ciento durante un período de dos años.

"No hay otra especie conocida de agua salada tan eficaz frente a nuestras costas en los últimos años desde que hemos estado siguiendo la pista", dice Amanda Nalley de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de la Florida.

Huracanes y corrientes del océano ayudaron a extenderse al pez león desde la costa atlántica de Florida a las Bahamas, a lo largo del Mar Caribe y en el Golfo de México.

"Nunca tuvimos antes una especie invasora en el Atlántico entrando en nuestro Golfo. Se trata de un nuevo territorio", dice Lad Akins de la Reef Environmental Education Foundation. Es co-autor del estudio de ADN que documentó en las Bahamas las presas de pez león sobre sí mismos y tres docenas de otras especies.

En el norte del Golfo de México el pez león come regularmente más de 40 variedades de peces de arrecife como lábridos, gobios y comercialmente valiosos como el pargo bermellón y la platija. Ellos compiten por el alimento con el pargo y como habían "comido casi todo en los arrecifes artificiales fueron forzados ha salir fuera", según Kristen Dahl, estudiante Ph.D. de la Universidad del Sur de Alabama.

Pez león en los libros de cocina

La amenaza ha llevado a esfuerzos para concienciar al público a que ayude a combatir la invasión. El grupo de Akins escribió un libro de cocina sobre el pez león y enseña a los buceadores cómo arponear al pez león. Florida levantó límites de captura y restricciones de tamaño para que cualquier persona pueda cazarlos. La agencia estatal también celebró en la primavera su primera Remoción del pez león y el Día de la Conciencia lanzó el programa Reef Rangers, que anima a los buzos a eliminar peces león de los arrecifes al menos dos veces al año.

pez león cazado por buzo en FloridaNichols aprendió que el pescado es comestible si se quitan sus espinas venenosas, por lo que comenzó a venderlo a restaurantes de Florida. Aunque ha tenido éxito en la comercialización de sus capturas, el mercado es en gran medida "un recurso sin explotar", dice.

"No voy realmente por ellos, voy por la langosta, pero si los pesco al menos vale la pena un poco de dinero. Y se está haciendo algo bueno para el medio ambiente", dice Nichols.

La propagación de la especie no ha disminuido, a pesar de todos los esfuerzos. Dahl señala que las poblaciones de pez león todavía está creciendo en áreas como el Golfo de México.

"Sea lo que sea acerca de su sistema, sólo están aumentando. Ellos siguen subiendo en densidades, tamaños y pesos. Es una locura", dice Dahl.

La densidad de pez león en partes del Atlántico es cinco veces mayor que en el Indo-Pacífico. Los científicos no han determinado lo que mantiene en jaque los números de pez león en su región natal, pero "el factor de control probablemente ni siquiera existe en el Atlántico", dice Johnston.

Plantea la preocupación de que el pez león podría extenderse a algunas áreas del mundo no afectadas, como el Canal de Panamá y el Mediterráneo.

El pez león no se ha sabido que ataque a los seres humanos. Pero si te pinchas con una espina de pez león puede causar dolor y ocasionalmente náuseas o dificultad respiratoria.

Los pescadores y los investigadores han observado recientemente otros cambios en el comportamiento del pez león, como que habitan en profundidades superiores a los 100 pies. Esto contradice la creencia de que el pez león sólo es habitante de los arrecifes poco profundos.

"No sé si están cambiando o por qué. Es una evolución muy rápida, si eso es lo que está pasando", dice Johnston.

Una cosa está clara sobre el pez león: Proporciona una lección sobre cómo las especies invasoras pueden ser destructivas en la Florida.

"No teníamos ni idea de que esto iba a pasar con el pez león. Es demasiado tarde para hacer algo al respecto", dice Johnston. "Tenemos que aprender de este ejemplo y no dejar que suceda de nuevo".