Clicky

langosta technicolor aparece en Canadá

No, no es producto de la radiación de Fukushima

Mientras navegaba las aguas de Brier Island de Nueva Escocia, el pescador Chad Graham encontró algo interesante en su recorrido por la tarde: una langosta de un color diferente. Las posibilidades de ver una metamorfosis tan rara son de una sobre 100 millones pero, al contrario que algunos reportes, esto no es ningún subproducto de la radiación de Fukushima.

Al igual que este gran tiburón blanco totalmente blanco, este pingüino de la Antártida, este pez sapo todo negro y este cachalote albino, la extraña apariencia de la langosta technicolor es el resultado de una irregularidad de pigmento - que en este caso se conoce como "langosta de cristal".

Aunque la mayoría de las langostas de cristal parecen completamente incoloras otras, como ésta, exhiben un exoesqueleto más intermedio en múltiples tonalidades.

Incluso para un pescador experimentado como Graham la visión del espécimen fue un shock. "He estado mandando el barco como capitán durante siete años, pero he pescado toda mi vida", dice. "Nunca antes había visto una así. Fue muy único y sorprendente".

Debido a que la langosta estaba bajo el tamaño de captura legal, Graham la lanzó de nuevo al agua después de hacerle una rápida fotografía.

La rara condición es causada a veces por una mutación genética similar al leucismo, lo que resulta en la pérdida parcial de pigmento. Pero curiosamente un cambio en la dieta de toda la vida de una langosta también puede dar lugar a la metamorfosis.

Las langostas se alimentan de una amplia variedad de pequeños organismos, pero dos de sus comidas favoritas - camarones y algas - contienen una gran cantidad de astaxantina (el pigmento que hace que las zanahorias sean color naranja y los flamencos rosados). De hecho, es por la astaxantina que las langostas se vuelven de color rojo brillante cuando se exponen al calor durante la cocción. Pero una dieta carente de pigmento puede causar una coloración deformada.

"He visto diferentes colores en el pasado, como azul, rojo, amarillo, blanco e incluso naranja - pero no tantos colores en una sola langosta", explica Graham.

Algunos han expresado su preocupación por lo que parece ser un aumento de avistamientos de esos bichos raros de langosta, citando la radiación de Fukushima como la probable causa. Pero hay una explicación mucho menos siniestra: simplemente estamos capturando más langostas. Las tasas de captura de langostas casi se han cuadruplicado en los últimos 20 años, y con esos números vienen mejores probabilidades de detectar incluso las más raras formas de color conocidas.

Etiquetas: LangostaTechnicolorCanadáLeucismo
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos