Loading...
updated 11:30 PM CET, Nov 21, 2017

Descubierto un nuevo pez gigante que respira aire

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Arapaima

Los arapaimas, también conocidos como paiche o pirarucu, son grandes peces amazónicos que pueden respirar aire

Uno de los peces de agua dulce más grandes, más amenazados y más misteriosos del mundo ha producido una nueva sorpresa: una probable nueva especie - y posiblemente varias más - ha estado al acecho en los remansos del Amazonas.

Una nueva investigación publicada esta semana por el explorador de National Geographic Donald J. Stewart y sus colegas L. Cynthia Watson y Annette M. Kretzer en la revista Copeia revela fuertes evidencias genéticas para una nueva y desconocida especie de arapaima que se encuentra en varios lugares en el suroeste de Guyana.

Los largos gigantes arapaimas viven en América del Sur tropical. Pueden crecer hasta 3 metros de largo y pesar 200 kilos. Respiran aire a través de un primitivo pulmón y tienden a vivir en remansos pobres en oxígeno.

Stewart, que también es profesor de biología en el Colegio SUNY de Ciencias Ambientales y Silvicultura de Nueva York, dice que el equipo tomó muestras de cientos de peces gigantes en las cuencas de los ríos Essequibo y Branco en Guyana, que forman parte del sistema amazónico. Encontraron dos grupos de peces con marcadores genéticos muy distintos en tres localidades del Essequibo.

Los marcadores genéticos indican que los peces no se han criado en los dos grupos durante mucho tiempo y que son tan diferentes que representan especies distintas, dice Stewart. Al menos una es, por lo tanto, nueva para la ciencia.

"Si usted tiene dos tipos de peces nadando juntos pero no entrecruzandos eso es bastante buena evidencia de que son nuevas especies", explica Stewart. "Pero todavía tenemos que resolver los detalles".

Arapaima leptosoma

Una historia complicada

Los arapaimas han sido durante mucho tiempo un grupo mal estudiado, en parte porque son difíciles de atrapar y viven en áreas remotas. Los científicos de principios y mediados del siglo XIX pensaron que había varias especies distintas en el Amazonas, pero luego un científico británico publicó un artículo en 1868 argumentando que todos los arapaimas pertenecen a una sola especie, con diferencias regionales.

Esa fue la opinión predominante hasta 2013, cuando Stewart publicó un documento que demostraba la existencia de otra especie basándose en características genéticas y físicas. A ese espécimen, recogido en 2001 en el estado de Amazonas, Brasil, se le llamó Arapaima leptosoma, refiriéndose al hecho de que tiene un cuerpo más delgado.

Pero ahora al menos una especie más debe agregarse al árbol genealógico arapaima, además de la especie histórica Arapaima arapaima. De hecho, Stewart sospecha que puede haber aún más especies distintas en otras partes del rango del animal, y se propone continuar el trabajo de encontrarlas.

"Creo que tendremos muchas más especies antes de que terminemos", dice.

Arapaima agassizii

¿Salvar las especies?

Sin embargo, la clasificación no es sólo académica. Los arapaimas están muy amenazados por la contaminación y la alteración de su hábitat y siglos de presión pesquera. Su carne fue históricamente apreciada por los pueblos indígenas, algunos de los cuales la utilizaron con fines ceremoniales. En 2012 fue promulgada una moratoria sobre su captura, pero continúa la caza furtiva ilegal.

Los científicos no están seguros de cuántos arapaimas quedan, pero creen que es probable que alrededor de 5.000, por encima de un mínimo de alrededor de 800 en 2012. Pero es desconocido cuántos permanecen de cada especie, por lo que el estado de conservación de algunos es potencialmente terrible.

"Tenemos que prestar atención a esta diversidad para no perder a alguno de ellos", dice Stewart.

Por ejemplo, si una de las especies engendra a una edad más avanzada, los pescadores podrían terminar extinguiendo a ese animal sin darse cuenta.

Además, "es difícil defender la conservación si no sabes que están ahí", dice Stewart. "Cuanto más de ellos podamos reconocer, más argumentos podemos tener para obtener los recursos para protegerlos".

La especie se ha apreciado durante mucho tiempo en el Amazonas como símbolo del río. "Algunas personas la consideran una especie emblemática que necesitamos conservar, como un tigre o un elefante", dice Stewart.

Artículo científico: Genetic Diversity and Population Structure of the Threatened Giant Arapaima in Southwestern Guyana: Implications for Their Conservation

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar