Esta maravilla de arco iris es uno de los gusanos más extraños del mundo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Esta maravilla de arco iris es uno de los gusanos más extraños del mundo - 5.0 out of 5 based on 2 votes

ratón de mar (Aphrodita aculeata)

Las espinas del ratón de mar logran reorientar casi el 100 por ciento de la luz

Profundamente bajo de la superficie del océano vive un ratón que no es un ratón, cubierto de piel que no es piel, y pasa sus días gateando con patas que no son patas. Bastante raro ¿No? ¡No hay problema! Es también una viva lámpara de fibra óptica con capacidad de flexión de luz que rivaliza con los ópalos más iridiscentes de la tierra.

Este resplandeciente cepillo de cerdas es el ratón de mar o topo de mar (Aphrodita aculeata) y, como la mayoría de las criaturas más extrañas en nuestro planeta, es un gusano.

El nombre latino del animal, otorgado por nada menos que el famoso naturalista Carl Linnaeus, es un guiño a la diosa griega del amor y la belleza. Si miramos la imagen de arriba es fácil ver por qué los primeros naturalistas fueron inspirados a recurrir a la mitología al escoger un nombre permanente para este peculiar poliqueto (gusano marino). Pero resulta que estas criaturas no siempre se ven hermosas.

ratón de mar marrón

Cuando se les ve a la luz directa los ratones de mar tienen un color gris-marrón sin pretensiones - borrosos troncos que se asemejan más a excrementos de animales mohosos (sí, nos referimos a la caca blanca de perro) que a animales reales. Sin embargo, cambiando el ángulo de la luz esa "capa" difusa produce el colorido truco del gusano.

Cada ratón de mar está cubierto con un denso fieltro de cerdas que mantienen los sedimentos sedosos lejos de las branquias. Pero estos "pelos" no son pelos en absoluto. Las estructuras, conocidas como cerdas, son realmente escamas modificadas hechas en gran parte de quitina, el mismo material que da a insectos como los escarabajos su iridiscencia de joya. Cada espina es esencialmente un tubo hueco, y la pared de ese tubo contiene 88 cilindros de quitina perfectamente hexagonales.

Actuando juntos, estos cilindros forman lo que se conoce como un "espectro completo de cristal fotónico", el primero documentado en un organismo vivo. Los cristales fotónicos son nanoestructuras que afectan al movimiento de la luz que las atraviesa, y las espinas cristalinas del ratón de mar son las más eficientes de la naturaleza.

A medida que la luz golpea el sistema de tubos de quitina en diferentes ángulos, se derrama, se revuelve y se recupera, produciendo el arco iris siempre cambiante que se ve. La luz que viene en perpendicular a la espina dorsal refleja un rojo oscuro. Sin embargo la luz que entra desde los ángulos fuera del eje resulta en brillantes azules y verdes:

Esto es similar a cómo obtiene la mariposa Morpho su tonalidad azul (aunque en ese caso, sólo se recupera la luz en el espectro azul).

Las espinas del ratón de mar, sin embargo, logran reorientar casi el 100 por ciento de la luz que las golpea, haciéndolas algunas de las mejores dobladoras de luz jamás observadas. Sorprendentemente, la capacidad de las espinas para doblar la luz supera incluso al cristal fotónico no brillante más brillante que conocemos, el ópalo de fuego:

ópalo

De hecho, el cuerpo del ratón de mar hace la hazaña tan bien que le hemos utilizado como modelo para algunas fibras ópticas de comunicación hechas por el hombre, que ahora utilizan un sistema similar de cilindros hexagonales para transferir luz y datos.

ratón de mar, detalle de las cerdas

Los hábitats del ratón de mar van desde aguas costeras poco profundas hasta unos 3.000 metros por debajo de la superficie del océano, y, aunque en forma se parecen a muchas babosas herbívoras, estos animales son activos depredadores. Pasan sus días semienterrados en el lecho marino gateando con sus "parapodia" (cerdas duras que actúan como patas) en busca de otros gusanos y crustáceos muertos para alimentarse.

Pero ¿por qué estos "peludos" gusanos necesitan esa fibra de fantasía? Curiosamente, hay varias teorías para explicar esos vibrantes colores.

Una hipótesis sugiere que el brillante destello de color actúa como una advertencia, una forma de decir a los presuntos depredadores que retrocedan. Otros creen que la superficie altamente reflectante ayuda a camuflarse al ratón de mar rompiendo su silueta contra el fondo marino.

De cualquier manera, el éxito de las espinas depende de la explotación de cada rayo de luz que llega a las profundidades. El fondo del océano está envuelto en gran medida en la oscuridad, así que para que las espinas hagan su trabajo - como una capa de invisibilidad o una advertencia - tienen que hacer mucho con muy poco.

Esta es una manera mucho menos intensiva de producir color que mediante el uso de pigmentos y en el mar profundo, donde la comida es un producto caliente, cuenta cada ahorro de energía.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar