updated 12:54 PM CEST, Oct 1, 2016

La invasión del pez león

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pez león

Los peces león son hermosos, pero peligrosos. Mirar, pero no tocar !!

peces leónSegún el ADN la población invasora del Atlántico desciende de sólo tres hembras

Las aguas del Golfo de México y del Mar Caribe son testigos de la aparición de una especie invasora: el pez león. Un voraz depredador, en negrita, con una melena de espinas venenosas capaces de hacer una picadura mortal a los posibles depredadores, y sumamente dolorosa para los seres humanos. Y en este caso parece que el aumento de su población no ha sido debida al cambio climático...

El huracán Andrew fue la segunda tormenta más poderosa que azotó los EE.UU. en el siglo pasado. Pero pocos residentes de Florida, que experimentaron este dramático suceso a finales de agosto de 1992, hubieran imaginado que el legado de su fuerza destructiva sigue estando cada vez más presente en aguas del Caribe.

Cuando las olas causadas por el huracán Andrew destrozaron un acuario marítimo, seis peces león rojos del Pacífico (Pterois volitans) fueron arrastrados hacia el Mar.

Una vez amainada la tormenta, los peces sobrevivieron cómodamente en el Océano Atlántico, antes de comenzar a criar en las aguas de la Bahía de Biscayne.

No puede descartarse del todo la influencia del cambio climático, generador de fuertes corrientes marinas que pudieran arrastrar a larvas o hasta ejemplares jóvenes, que además poseen una gran capacidad de desplazamiento.

Lo cierto es que el pez león ha mostrado una extraordinaria adaptación, pues las características climáticas de la zona son similares a las de su hábitat natural. Esto, unido a sus acentuadas dinámicas de reproducción y depredación, han potenciado su presencia.

Estos peces león se han convertido en la actualidad en un motivo de preocupación para algunos zoólogos que estudian los arrecifes. Lad Akins, director de proyectos especiales de la Reef Environmental Education Foundation (Reef) - Fundación de Educación Ambiental del Cora l-, considera que esta especie tiene el potencial de causar "un grave impacto en todo el ecosistema marino".

Aunque nadie puede estar absolutamente seguro de los orígenes de la creciente población de peces león en el Atlántico, las investigaciones de ADN sugieren que la totalidad de la población es descendiente de sólo tres hembras.

Los peces del Atlántico no han encontrado nada parecido antes. Los más pequeños no reconocen al pez león como un peligro potencial hasta que es demasiado tarde, mientras que los posibles depredadores son aterrorizados. Este puede ser el resultado de las espinas venenosas del pez león y de la apariencia de su camuflaje.

Las comunidades nativas de peces se exponen al azote de un depredador desconocido, que, por otra parte, constituye también un fuerte competidor a la hora de buscar el sustento. Las presas (el pez león puede devorar peces que miden dos tercios de su propia longitud y hasta ejemplares de su propia especie) se muestran ingenuas ante estrategias de caza desacostumbradas.
pez león, distribución en el Atlántico (NOAA)

Avistamientos de buceadores han presentado informes periódicos de peces león del Pacífico en aguas del Atlántico, donde su población ha aumentado casi diez veces entre 2004 y 2008. En la actualidad están ampliando su difusión, y han llegado a las Bahamas y las Bermudas, así como a la costa de Carolina del Norte.

Suelen recibir estos otros nombres según la región: pez cebra, pez fuego, pez pavo real, pez león rojo, bacalao mariposa, pez  pavo león, pez de color rojo fuego, escorpión volitans.

Los peces león son nativos de las tibias aguas tropicales del Pacífico Sur y el Índico (es decir, la región del Indo-Pacífico), incluyendo el Mar Rojo. Esto abarca una muy amplia zona del oeste de Australia y Malasia, en el este hasta la Polinesia Francesa y las Islas Pitcairn del Reino Unido, en el norte hasta el sur de Japón y Corea del sur y en el sur de la isla Lord Howe frente a la costa este de Australia y las Islas Kermadec de Nueva Zelanda. La especie se encuentra también en toda Micronesia.

Los peces león se han reportado a lo largo de la costa sureste de Estados Unidos desde Florida hasta Carolina del Norte. Peces león más pequeños han sido recogidos en aguas frente a Long Island, Nueva York, y las Bermudas. También fueron avistados frente a las costas de Carolina del Norte durante el verano de 2000. Durante el verano de 2004, por lo menos 155 peces león fueron recogidos en 19 diferentes lugares de la costa de Carolina del Norte, incluidos los hábitats de fondo duro y naufragios.

pez león

Como hemos visto, se sospecha que toda la especie procede de los seis peces león liberados accidentalmente en la Bahía de Biscayne, Florida, cuando se rompió un acuario de una casa al lado de la playa durante el huracán Andrew en 1992. Además las liberaciones intencionadas de mascotas de acuario en el Océano Atlántico hayan contribuido muy probablemente a la población de Florida. Hay otros informes de buzos con peces león cerca de Palm Beach y Boca Raton, Florida, desde principios del decenio de 1990.

El pez león se asocia principalmente con los arrecifes de coral, pero se pueden encontrar en aguas marinas cálidas de los trópicos. Se han encontrado en profundidades de 85 a 260 pies sobre el fondo duro, los arrecifes de coral y sustratos artificiales (como barcos hundidos). Tienden a deslizarse a lo largo de las rocas de coral durante la noche y se esconden bajo cornisas o en las grietas durante el día.

Los peces león son notoriamente lentos, por lo que debe confiar en su inusual coloración y aletas para desalentar a los posibles depredadores a comerlos. Son uno de los principales depredadores de los arrecifes de coral en muchos entornos. Los peces león son cazadores activos que están prestos a tender una emboscada a sus presas extendiendo sus aletas pectorales como un ventilador para proseguir lentamente y arrinconarlas. Los peces león probablemente no pican a sus presas, sus espinas se consideran de carácter más defensivo. También pudieran ser utilizadas en los enfrentamientos entre los machos durante el desove.

pez león (noaa)

Aunque el pez león se ha utilizado como fuente de alimento, en lo económico, son mucho más importantes en el comercio de acuarios. Los peces león son muy populares y comunes como peces de acuario, especialmente en los EE.UU. Ellos son capturados en su habitat, posiblemente planteandose una "explotación de pez león", y se venden como mascotas a los distribuidores y los ciudadanos privados.

El pez león actualmente no está clasificado como amenazado o en peligro de extinción. Sin embargo, el aumento de la contaminación en los arrecifes de coral puede afectar negativamente a sus principales fuentes de alimento (crustáceos y peces). Si el pez león no es capaz de adaptarse a la disminución de sus presas, su número puede disminuir.

Las espinas de esta especie, que poseen un aguijón venenoso, causan una herida que puede durar días y produce mucho dolor, en dependencia de la cantidad de veneno recibida, sudoración y dificultad respiratoria. El veneno se encuentra en una glándula en la base de cada columna. El veneno es una combinación de proteínas, una toxina neuromuscular y un neurotransmisor llamado acetilcolina.

pez león (Pterois Volitans)

Además del dolor, el pinchazo puede provocar inflamación, sangrado, náuseas, cefalea y en ocasiones, parálisis, convulsiones o hemorragias. No se han documentado casos de muerte, pero tampoco se puede descartar esa posibilidad.

El pez es peligroso incluso después de muerto -el veneno demora al menos media hora para desactivarse- por lo que se recomienda manipularlo con cuidado.

Si alguna persona sufre un pinchazo, debe sumergir la zona afectada en agua caliente. Es importante, en todos los casos, acudir al médico, pues probablemente queden restos de espinas en la herida.

Una dificultad particular en la reducción de su número es su enorme potencial reproductivo. En las cálidas aguas de Florida, un individuo hembra puede liberar miles de huevos cada semana durante todo el año. Las crías de pez león llegan a la madurez en un año.

A criterio de algunos expertos estadounidenses, ésta será probablemente la más destructiva invasión de animales marinos en la historia y "es posible que no haya remedio para resistir completamente a la invasión".

Desesperados para frenar esta creciente amenaza, tanto zoólogos como pescadores están ahora pregonando el pez león del Pacífico como un plato gastronómico, hasta el momento en que un depredador salvaje desarrolle el apetito por ellos.

Artículos sobre el Pez León en Vista al Mar

El Pez León amenaza peligrosamente el Caribe mexicano

El pez león, un delicioso invasor

Pez León, el nuevo e invencible invasor del Mar Caribe

"En el trono equivocado", nuevo documental cubano sobre el pez león

Sin precedentes el alcance y la velocidad de propagación del pez león (marzo 2011)

Buzos enseñan a tiburones a cazar al pez león

(Espectaculares imágenes en exclusiva para los lectores de Vista al Mar, cedidas por Antonio Busiello -abril 2011-)

Nuevos vídeos sobre el pez león

¿Podría el pargo lunar solucionar la invasión del pez león?

Recomiendan no comer pez león, posible envenenamiento por ciguatera

Pez león jadeando y resoplando para atrapar la presa (vídeo)

El azote del pez león

El sacrificio puede ser eficaz contra el pez león

El pez león está aquí para quedarse, pero se puede controlar

 Enlace: National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA)

Crédito imágenes: Wikimedia Commons - NOAA - John F. Morrissey