updated 8:33 AM CEST, Sep 20, 2017

La pesca excesiva está acabando con las raras rayas de río de América del Sur

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

raya de río Potamotrygon amandae

Los pescadores en Argentina les cortan el aguijón para que sean más manejables

La gigantesca raya de río de Argentina puede crecer hasta 1,5 metros de largo y pesar más de 200 kilogramos. Sin embargo, su enorme tamaño no la protege de los pescadores, que están cazando rayas de agua dulce a un ritmo preocupante, según un nuevo estudio.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que las rayas de agua salada, los tiburones y otros peces cartilaginosos enfrentan desafíos de enormes proporciones, como la sobrepesca y la pérdida del hábitat costero. Pero esta es la primera mirada a la situación de la población de rayas de río, que han evolucionado para vivir exclusivamente en agua dulce.

América del Sur cuenta con la mayor diversidad, con 32 especies en el Amazonas y otros ríos.

En el nuevo estudio los investigadores, encabezados por un equipo del Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM), anotaron rayas de seis especies en el río Paraná de Argentina de 2005 a 2016 y usaron esos números para estimar su población. Su hallazgo: Cinco especies vieron su número desplomarse hasta el 25% al año, informan en el número actual de Biological Conservation.

Para averiguar por qué, el equipo revisó cada raya por una cola que faltaba, una señal segura de que un pescador la había capturado una vez. Cuando los pescadores atrapan rayas en Argentina, normalmente cortan los aguijones para que sean más seguras de manejar antes de lanzarlos de vuelta al río.

Los investigadores descubrieron una mayor proporción de colas cicatrizadas en poblaciones más pequeñas, lo que sugiere que la pesca está cobrándose un peaje.

raya de río Potamotrygon motoro

La mayor preocupación está la raya gigante de río (Potamotrygon brachyura), que se reproduce lentamente, y la rara raya del río Paraná (Potamotrygon schuemacheri).

“Nuestro trabajo logró evaluar la tendencia de abundancia de rayas y nos permitió elaborar propuestas para que se adopten medidas que permitan su conservación, teniendo en cuenta que estamos en una zona de alta diversidad”, señala Luis Lucifora, investigador independiente del CONICET en el nodo de Puerto Iguazú del IBS y primer autor de la publicación.

Pero hasta ahora la población de una especie - la raya de río ocelada, Potamotrygon motoro, (arriba) - se ha mantenido constante, lo que sugiere que podría ser un recurso sostenible para la alimentación o el comercio de acuarios.

Artículo científico: Decline or stability of obligate freshwater elasmobranchs following high fishing pressure


Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar