Loading...
updated 11:36 AM CET, Feb 21, 2018

La historia completa tras el vídeo del "calamar gigante amigo"

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

James Taylor y el calamar gigante

La costa suroeste de África puede ser una zona de alimentación natural y hábitats de desove de Architeuthis

Un tentaculado y elusivo habitante del mar profundo ha hecho una rara (y malograda) aparición en la costa occidental de Sudáfrica. Las secuencias del "calamar gigante" han estado calentando las redes sociales esta semana pero, como a menudo es el caso con tales encuentros, los detalles que rodean el avistamiento son incompletos y en gran parte imprecisos.

La criatura de aguas profundas fue encontrada por el paddleboarder (un deporte conocido en español como surf de remo o remo de pie) James Taylor en marzo cerca de Melkbosstrand, un pueblo costero a unos 20 kilómetros al norte de Ciudad del Cabo. Cuando Taylor compartió recientemente sus imágenes en Instagram, fueron enlazadas y compartidas por varios sitios de agregadores y plataformas de medios sociales.

Algunas de las plataformas dicen que el calamar nadó para un amistoso "saludo rápido" con sus vecinos humanos, mientras que otros informan de que Taylor estaba tratando de ayudar al animal. Sin embargo, una inmersión más profunda en la historia revela que ninguno de estos relatos es correcto. Resulta que el calamar estaba herido, y Taylor decidió llevarlo a tierra:

Intentar pelear con un calamar de este tamaño - incluso un espécimen lesionado - puede ser un acto peligroso. A pesar de su blando aspecto, estos animales son extremadamente poderosos y sus afilados picos están construídos para romper presas duras. Lo mejor que puede hacerse al encontrarse a una de estas criaturas es ponerse en contacto con los guardacostas, el acuario o la red de varamientos locales.

En este caso transportar al animal a la orilla no era un intento de salvar su vida - Taylor sospechó que ya estaba moribundo. "Quería llevarlo a la playa para fines de investigación antes de que fuera más dañado por las focas de la zona", aclaró en Facebook, señalando que el calamar estaba letárgico, la faltaban varios tentáculos y cubierto con marcas de mordida.

"Estaba muy mal herido y apenas vivo cuando lo agarraba, ni siquiera intentaba escapar realmente, así que acabamos sacándolo de su miseria en el momento en que llegamos a la playa".

No está claro si las lesiones del calamar hubieran resultado fatales, o si tuvieran algo que ver con la apariencia del animal tan cerca de la costa, pero el espécimen parecía estar en mal estado. Los pasados encuentros observados con grandes calamares que nadaban erráticamente en aguas poco profundas han implicado generalmente especímenes enfermos o heridos.

A pesar de algunas reacciones negativas de los comentaristas en línea, Taylor se basa en su decisión de transportar el animal a la costa.

"Hicimos contacto con el acuario frente al mar [una vez en la playa]", añade. "Lo diseccionamos y tomamos un montón de vídeos y fotos que luego les enviamos. Ellos mandaron esto a un profesor que ha estado estudiando calamares gigantes en Sudáfrica durante los últimos 15 años y estaba muy emocionado con el hallazgo".

Según Taylor, este animal fue identificado por los investigadores locales como un verdadero calamar gigante (género Architeuthis), pero se están manejando varias otras posibles identificacionbes, incluyendo al más pequeño calamar de Humboldt.

Calamares de Humboldt se sabe que habitan el Pacífico Oriental, por lo que la especie no es un buen ajuste geográfico para el espécimen de Melkbosstrand. La apariencia externa del animal tampoco parece cuadrarle, especialmente a juzgar por la forma del manto (la parte carnosa del cuerpo) en este segundo vídeo del encuentro de Taylor:

¿Así que estamos viendo realmente un esquivo architeuthis? El zoólogo de invertebrados del Museo de Historia Natural Smithsonian, Dr. Mike Vecchione, que ha hecho un extenso trabajo con calamares oceánicos, piensa que es probable. "Para mí las imágenes de la playa parecen un calamar gigante", dice.

Es ciertamente posible que aparezca en estas aguas un verdadero calamar gigante. De hecho, esta no sería la primera vez que han cruzado caminos aquí los surfistas locales y los poderosos cefalópodos. El año pasado, el surfista Kohl Christensen encontró un calamar gigante a 65 millas al sur de la pequeña ciudad de Kommetjie.

Sobre la base de especímenes del pasado, los investigadores especulan que las aguas de la costa suroeste de África puede ser una zona de alimentación natural y hábitats de desove de "Archies".

Vecchione también apoya la corazonada de que este animal probablemente no estaba en buen estado. "Si estos calamares están en aguas poco profundas, están enfermos o muriendo", dice. "Mientras que [Taylor] se puso en contacto con los investigadores, realmente no había hecho nada malo aquí". La causa exacta de la muerte es difícil de determinar, pero el calamar puede haber sido atacado por un depredador, mientras que todavía nadaba en su hábitat de aguas profundas.

"Ha habido algunos casos registrados de cachalotes que capturan calamares gigantes, luego los llevan a la superficie para alimentar a sus crías", añade Vecchione. "Y ocasionalmente las ballenas no los comen por alguna razón". Dicho esto, la enfermedad podría ser la culpable.

La científica de calamares y autora de The Cephalopodiatrist, Dra. Danna Staaf, está de acuerdo, y añade una interesante posibilidad de mezcla. "Las manchas blancas son lugares donde la piel [del calamar] se ha desgastado por completo", dice. "Las especies más pequeñas de calamar a menudo comienzan a perder vitalidad después del apareamiento, y se ha especulado que el calamar gigante podría hacer lo mismo, por lo que este podría ser un individuo después del desove".

También se observa que mientras el animal ciertamente se aferra al tablero de Taylor en el clip inicial, no se ve ningún comportamiento agresivo.

Don Marx, un etiquetador del Instituto de Investigaciones Oceánicas de Sudáfrica, agrega que la topografía local puede haber empujado al ya debilitado gigante al interior.

"Ciudad del Cabo es donde se reúnen las corrientes de Benguela y Mozambique", explica. "Esto nos lleva a encontrar algunas especies muy 'perdidas', pero la mayoría de ellas son arrastradas... antes de que se puedan tomar muestras para su identificación".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar