Clicky

nudibranquio

Deja que la presa haga la mitad del trabajo por ella

Una babosa marina mediterránea es un pirata submarino. Investigadores británicos descubrieron que el animal tenía deliberadamente como objetivo bien alimentados hidroides, parientes lejanos del coral, para poder consumir las presas de la presa, por así decirlo. Según los experimentos, la mitad de la dieta de la babosa marina es plancton, que es de lo que se aprovechan los hidroides.

Trevor Willis, un ecólogo marino de la Universidad de Portsmouth, Reino Unido, llama a la intrigante conducta 'cleptopredación'. La astuta y brutal estrategia de alimentación pertenece a la Cratena peregrina, una especie de nudibranquio perteneciente a la familia de las babosas marinas. Vive en la costa de Sicilia, donde le gusta alimentarse de las colonias ramificadas de hidroides Eudendrium racemosum.

"Esto es muy emocionante, tenemos aquí algunos excelentes resultados que reescriben los libros de texto sobre la forma en que estas criaturas buscan e interactúan con su entorno", dijo Willis.

Compra de comestibles de segunda mano

Las colonias de hidroideos consisten en pólipos individuales que se alimentan de plancton y pequeños crustáceos. Después de seguir de cerca los patrones de alimentación de la Cratena p., los investigadores encontraron que el nudibranquio prefería comer pólipos que se habían alimentado recientemente. Específicamente, la babosa marina duplicó su tasa de ataque en presas que acababan de comer zooplancton. Los hallazgos también explican por qué algunas firmas bioquímicas que distinguen a los depredadores de las presas no funcionan claramente para nudibranquios e hidroides.

Willis dice que, de hecho, la colorida babosa de mar está utilizando otra especie como una caña de pescar para que pueda acceder fácilmente a los alimentos que de otra manera no tendría. Lo que es más, la presa de la babosa marina hace todo el trabajo por ella.

"La gente puede haber oído hablar del comportamiento cleptoparasitario, cuando una especie toma alimentos matados por otra, como una manada de hienas que expulsa a un león de su matanza, por ejemplo. Esto es otra cosa, donde el depredador consume tanto su propia presa como la capturada por la presa ", explicó Willis.

babosa marina comiendoLos investigadores se dieron cuenta primero de que estaban lidiando con un nuevo patrón de depredación después de observar los niveles de isótopos de nitrógeno en los nudibranquios, pólipos hidroides y zooplancton, descubriendo que las babosas marinas tenían niveles mucho más bajos de lo esperado si los pólipos fueran su única presa. Esta investigación sugirió que el pólipo hidroide representa una fracción de la masa total ingerida por las babosas marinas.

Curiosamente, este comportamiento en realidad podría beneficiar en el largo plazo a la colonia de hidroides. Al aumentar su ingesta de energía de la dieta de plancton de sus presas, las babosas de mar consumen menos pólipos de lo que lo hubieran hecho de otra manera. Como tal, la nueva depredación del nudibranquio extiende la vida de la colonia de hidroides.

No está claro en este punto qué tan extendido está el comportamiento. Esto es algo que Willis y sus colegas están investigando.

"Nuestra capacidad para comprender y predecir los ecosistemas frente al cambio ambiental se ve obstaculizada por la falta de comprensión de los vínculos tróficos", dijo el Dr. Willis, pero agregó que aún había mucho que aprender de la investigación. "Si bien tenemos algunos excelentes resultados, como cualquier ciencia que valga la pena, plantea más preguntas de las que responde".

Referencia científica: Kleptopredation: a mechanism to facilitate planktivory in a benthic mollusc

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos