El cautivador baile de cortejo de las mantarrayas (vídeo)

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cortejo de mantarrayas

Las mantas hembra llevan a los machos en un 'tren submarino'

Durante los últimos 14 años los científicos han estado observando cómo se reunen las mantarrayas en un conocido punto de acceso en las Maldivas, registrando 229 eventos de cortejo.

Recientemente compilaron sus observaciones en un informe que, según Guy Stevens, fundador de Manta Trust y autor principal, "es la ventana más detallada de la vida sexual de las mantas".

Mientras que las dos especies de mantarrayas documentadas en el estudio, las mantarrayas oceánicas gigantes (Mobula birostris) y las mantarrayas de arrecife (Mobula alfredi), se aparean en diferentes lugares y generalmente en diferentes épocas del año, sus rituales de apareamiento son bastante similares.

El cortejo a menudo comienza cuando una hembra libera feromonas que atraen la atención de los machos en las cercanías. Pero cuando un macho se mueve, la hembra se aleja. Otros machos también pueden unirse a la persecución y, con los machos tras ella, la hembra gira y gira en el agua, sorteando obstáculos y navegando a gran velocidad en un esfuerzo por valorar la destreza física de sus pretendientes. Para atraer más machos para elegir, ella puede salir hasta la superficie en acrobáticos saltos.

"Parece que lo hace para generar entusiasmo, tratando de involucrar a la mayor cantidad posible de machos en el evento, lo que le da su máxima opción más adelante en el proceso", dice Stevens.

La persecución puede durar horas mientras los machos van abandonando. Si la hembra está satisfecha con el único pretendiente restante, ella se ralentiza, nada hacia la superficie y se aparea con él. A pesar del prolongado juego previo, el coito solo dura unos 30 segundos, mientras las rayas se hunden lentamente hacia el fondo marino.

A veces las hembras repiten el baile en los días siguientes. La hembra puede recolectar y almacenar durante años el esperma de varios machos. Esperará hasta que las condiciones del océano sean las adecuadas antes de liberar el esperma para fertilizar sus óvulos.

Stevens dice que el ritual es probablemente tan elaborado porque las mantas solo tienden a dar a luz cada cuatro o cinco años. Los gráciles peces pueden vivir entre 40 y 50 años, pero las hembras no alcanzan la madurez sexual hasta los 15 años. Si bien los machos no son selectivos, las hembras quieren asegurarse de que se transmitan a sus descendientes los mejores genes.

Artículo científico: Courtship and mating behaviour of manta rays Mobula alfredi and M. birostris in the Maldives

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar