Clicky

mamba negra capturada en una playa de Sudáfrica

La mamba negra es la serpiente venenosa más grande y posiblemente más letal de África

Una playa de arena no es el tipo de terreno adecuado para una mamba negra, pero estamos en 2020 y no se aplican las reglas normales.

Herpetólogos de la Asociación Sudafricana de Investigación Biológica Marina (SAAMBR) fueron convocados hace unos días para capturar y reubicar una mamba negra que se había extraviado en Addington Beach, un popular lugar turístico ubicado en la famosa Milla de Oro de Durban. La serpiente fue vista deslizándose en la arenosa orilla e incluso dándose un pequeño chapuzón en el océano (como si se burlara de los surfistas y nadadores de la ciudad que todavía esperan ansiosos la reapertura de las playas para la recreación).

Las mambas negras, las serpientes venenosas más grandes y posiblemente más letales de África, se encuentran "con poca frecuencia a lo largo del cinturón costero, prefiriendo áreas de valles profundos con espesa vegetación", señaló SAAMBR en una publicación de Facebook.

Los informes del bañista reptil surgieron por primera vez en South Pier, a solo unos kilómetros del lugar donde finalmente fue capturada la serpiente, lo que llevó a SAAMBR a prestar más atención a la llamada de Addington. "Normalmente [un informe como este] habría sido recibido con escepticismo ya que la mayoría de la gente cree que cualquier serpiente oscura es una mamba, y de hecho, muchas serpientes no venenosas mueren después de ser identificadas erróneamente".

Esta mamba pudo haber llegado a la playa a través de los canales y ríos que desembocan en el puerto, explicó SAAMBR. Los herpetólogos Craig Smith y Lesley Labuschagne respondieron a la llamada de inmediato y se encontraron con la vista de una mamba negra de 2,47 metros chapoteando en las olas.

"La serpiente estaba tan agotada que cuando nos acercamos a ella apenas se dio cuenta", explicó Smith en un comunicado en Facebook. "Fue muy fácil de manejar y afortunadamente permaneció tranquila mientras la transportamos de regreso a Ushaka Sea World, donde nuestro veterinario residente, el Dr. Francois Lampen, estaba esperando para evaluar su estado".

Una vez que el equipo esté contento con la condición de la mamba, será devuelta a la naturaleza (¡con suerte lejos de los humanos y de los ríos que conducen al océano!).

Etiquetas: SerpienteMamba negraPlayaSudáfrica
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos