camarones en una madriguera

Los camarones mantis habitan en madrigueras protectoras de escombros de coral de una manera variada

Los camarones mantis examinan cuidadosamente las madrigueras antes de intentar desalojar a sus rivales, según muestra una nueva investigación.

Las madrigueras en los escombros de coral son vitales para los camarones, ya que proporcionan un lugar para refugiarse, alimentarse, mudar, aparearse y poner huevos, y la competencia es feroz entre machos y hembras.

El tamaño es importante para un camarón sin hogar en busca de una madriguera, ya que estas deben ser lo suficientemente grandes como para caber y lo suficientemente pequeñas para que puedan bloquear la entrada con su cola blindada.

Científicos de la Universidad de Exeter y la Universidad de Duke calcularon el tamaño "ideal" de la madriguera y descubrieron que, cuando se les presentan madrigueras vacías, los camarones eligieron una casa más grande que la ideal, quizás con la intención de crecer en ella.

Sin embargo, cuando se enfrentaron a madrigueras ocupadas, los intrusos lucharon más duro (medido por la tasa de éxito) por madrigueras que eran un poco más pequeñas de lo ideal.

Vídeo: Lucha entre camarones mantis por una madriguera

"Sabemos que los animales pueden evaluar una variedad de factores, incluido el tamaño del oponente y el valor del premio, a la hora de decidir si luchar y qué tan duro luchar", dijo el Dr. Patrick Green, del Centro de Ecología y Conservación en el campus Penryn de Exeter en Cornwall.

"En este caso, dado que una madriguera más pequeña probablemente esté ocupada por un oponente más pequeño, parece que los camarones mantis comprometerán el tamaño de la casa si eso significa una pelea más fácil".

"Se podría suponer que los animales luchan más duro por los mayores activos, pero este estudio es un ejemplo de que se reserva el máximo esfuerzo para algo que es 'perfecto'".

Esta especie pertenece a un grupo de camarones mantis llamados "aplastadores" (Smasher Mantis Shrimp en inglés), ya que atacan con un apéndice en forma de garrote que puede matar presas y rivales, e incluso puede romper los tanques de los acuarios.

Estos golpes pueden acelerarse tan rápido como una bala, alcanzar una velocidad de más de 50 millas por hora y crear un destello de luz al vaporizar el agua al contacto.

pantalla de protección del camarón mantis

Imagen: Una pantalla de 'extensión meral' que el camarón mantis usa comúnmente durante los combates

Cuando luchan contra camarones rivales, generalmente se turnan para lanzar uno o más "puñetazos" mientras el oponente se acurruca, usando su cola como escudo.

En general, en el estudio los camarones mantis residentes ganaron la mayoría de las peleas (69%) contra los intrusos. Sin embargo, cuando los intrusos lucharon por madrigueras ligeramente más pequeñas que su tamaño ideal, ganaron el 67% de las peleas.

Esta tasa de victoria se redujo a solo el 13% para las madrigueras que eran mucho más pequeñas o mucho más grandes que el tamaño ideal del intruso, según lo calculado por los investigadores.

Cuando los intrusos triunfaban, normalmente lo hacían lanzando el primer puñetazo y dando más golpes.

Los camarones del estudio se recolectaron de su hábitat de pastos marinos frente a la costa caribeña de Panamá y se mantuvieron en tanques para el experimento.

La investigación se publicó en ScienceDirect: Quadratic resource value assessment during mantis shrimp (Stomatopoda) contests

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta