'Montón de cuerda' en una playa de Texas es una extraña criatura marina de la vida real

látigo de mar en una playa

Lo que parece basura es un tipo de coral costero de colores

Recientemente apareció en una playa de Texas una masa enmarañada de lo que parecía una cuerda amarilla desechada. Pero este peculiar montón de nudos no era basura. Era un colorido látigo de mar, un tipo de coral blando y flexible (Alcyonacea).

Rebekah Claussen, una guía del Servicio de Parques Nacionales (NPS) en Padre Island National Seashore, cerca del Golfo de México, encontró una de estas "bolas de cuerda" parcialmente enterrada en la arena, y el parque compartió su foto en Facebook el 1 de febrero.

Los látigos de mar pueden ser de color rojo, amarillo, naranja, violeta, lavanda o morado, según el Portal de Identificación de Especies Marinas. Sin embargo, "la mayoría de las veces vemos las variedades amarilla y roja en nuestras playas", escribieron representantes de NPS en la publicación de Facebook.

El término "látigo de mar" puede referirse a varios géneros de corales blandos en el orden Gorgonacea, pero la especie que aparece en las regiones costeras de América del Norte es un látigo de mar colorido (Leptogorgia virgulata). El vibrante color de los látigos de mar proviene de colonias de pólipos: diminutos animales de cuerpo blando con ocho tentáculos que forman un anillo alrededor de la boca.

látigo de mar rojo

Imagen: Látigo del Mar rojo en un arrecife de coral en Papua Occidental, Indonesia.

Cuando estas colonias se agrupan secretan proteínas que forman un esqueleto de color oscuro, que se ramifica en tallos en forma de látigo que miden hasta 3 pies (0,9 metros) de altura, según el Centro de Ciencias Marinas de Tybee Island (TIMSC) en Georgia.

Los látigos de mar coloridos viven cerca de la costa, y L. virgulata se puede encontrar en aguas tan al norte como Nueva Jersey y tan al sur como el Golfo de México, según TIMSC. Los pólipos se alimentan de plancton, y los látigos de mar generalmente se aferran a las repisas hechas de roca y piedra caliza a profundidades de entre 10 y 66 pies (3 y 20 m), según la Estación Marina Smithsonian en Fort Pierce en Florida.

Pero cuando los látigos de mar se arrancan de sus hábitats oceánicos y se depositan en las playas, es fácil confundirlos con líneas de pesca, redes o cables desechados. Varias personas que comentaron en la publicación de Facebook mencionaron que se habían encontrado con látigos de mar mientras limpiaban una playa local, y lo recolectaron por error, pensando que era basura.

"En términos generales, la mayor parte están muertos cuando quedan varados", dijo Claussen. "Que yo sepa, la razón por la que el coral ha varado es que se ha desprendido y, por lo tanto, ya no está vivo. No estoy segura de que pueda saberlo incluso si está vivo", agregó. "Recomendamos dejar el látigo de mar en la playa porque es natural y se descompondrá y ayudará a la isla", dijo Claussen.

"Así que la próxima vez que salgas a dar un paseo por la playa, busca el látigo de mar y recuerda, ¡no es basura!", escribieron en la publicación los representantes de NPS.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: