Sale a la luz una esquiva especie de mantarraya

mantarraya del Caribe

Un nuevo estudio ofrece la prueba de que una nueva especie de mantarraya acecha en el Golfo de México

Hasta 2009 los científicos creían que solo había una especie de mantarraya, cuando Andrea Marshall, entonces estudiante de posgrado en la Universidad de Queensland en Australia, demostró que en realidad había dos especies distintas: la mantarraya de arrecife que vive en la costa y la mantarraya oceánica de océano abierto.

Marshall sospechaba que había incluso una tercera especie de manta de colores irregulares. Pero las rayas eran difíciles de vislumbrar y aún más difíciles de capturar. Desde entonces, ha permanecido entre los biólogos de mantas el espectro de esta manta perdida.

Ahora, un nuevo estudio ofrece la evidencia genética más sólida hasta ahora de la nueva especie, que los científicos han denominado mantarraya del Caribe.

"Es bueno ver que la mayoría de la comunidad de investigación de mantarrayas está unida detrás de la idea de que de hecho existe una tercera especie de mantarraya", dice Marshall, que no participó en la investigación.

"Es asombroso el hecho de que todavía estemos identificando nuevas especies de megafauna", dice Josh Stewart, director asociado de la organización sin fines de lucro Manta Trust y autor del estudio. "Estos no son pequeños gobios que pueden andar sin ser detectados".

Es increíblemente complicado identificar una mantarraya del Caribe a menos que sepas exactamente lo que estás buscando, ya que la especie tiene apariencias muy variables, dice Stewart. Observa la boca, por ejemplo. Algunas matarrayas del Caribe tienen bocas blancas, otras tienen bocas negras y algunas tienen bocas que caen en algún lugar, vagamente, en el medio. "Siempre se ven como una extraña mezcla de cosas", dice Stewart.

La diferencia más concreta radica en los dentículos dérmicos, "dientes de piel" en forma de escamas, de la mantarraya del Caribe, que tienen una forma diferente a la de las rayas oceánicas y de arrecife. Pero es difícil descubrir la forma del dentículo a distancia. "Y tienes que estar cerca o tener una muerta para poder verlos", dice Stewart.

La renovada fundamentación de la mantarraya del Caribe surgió de una reevaluación de la genética de las mantarrayas y las rayas diablo, y fue la culminación de una colaboración de varios años entre investigadores de todo el mundo, según Emily Humble, experta en genómica de conservación de la Universidad de Edimburgo y autora principal del estudio. "Tiene uno de los reconocimientos más grandes de cualquier estudio que haya visto", dice Humble.

mantarraya del Caribe híbrida

Para compilar su base de datos genética, los investigadores recolectaron muestras de tejido de rayas en todo el mundo, principalmente de rayas muertas en mercados de pescado. "No se puede simplemente salir y pescar una mantarraya oceánica", explica Stewart. Las mantarrayas que los buceadores pueden observar en el Golfo de México son las mantarrayas del Caribe. Pero las mantarrayas oceánicas, que deambulan por el océano abierto, son mucho más difíciles de rastrear.

Para recolectar muestras de la mantarraya del Caribe, Stewart se dirigió a un vivero de mantas cerca de un conjunto de afloramientos de coral en cascada en el norte del Golfo de México.

Sorprendentemente, una de las muestras que recogió Stewart parece provenir de una manta híbrida, un cruce entre una mantarraya oceánica y una mantarraya del Caribe. La presencia del híbrido sugiere que las dos rayas pueden haber divergido recientemente, dice Humble. "Todavía están en camino de convertirse en linajes evolutivos completamente separados", agrega.

La apariencia y la elusividad de la manta caribeña similar a un test Rorschach han impedido durante mucho tiempo que los investigadores recopilen evidencia suficiente para describir formalmente la especie. Pero con esta creciente pila de evidencia genética, Marshall espera que la descripción formal esté lista en algún momento de este año.

La investigación se ha publicado en Molecular Ecology: Phylogenomics and species delimitation for effective conservation of manta and devil rays

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: