Cómo evitar el ataque de un tiburón

silueta de surfista

El adecuado elemento de disuasión podría salvar cientos de vidas humanas... y de tiburones

Buenas noticias para los entusiastas del océano: si los amantes de la playa usan disuasorios electrónicos personales que pueden reducir la probabilidad de un ataque de tiburón, los científicos han calculado que durante los próximos 50 años cientos de personas podrían evitar lesiones, traumas o la muerte en aguas australianas.

Corey Bradshaw, de la Universidad de Flinders, Australia del Sur, y su equipo se propusieron predecir cuántas personas podrían evitar un ataque de tiburón con disuasorios electrónicos. Se ha demostrado científicamente que estos reducen la probabilidad de un encuentro en aproximadamente un 60%.

A nivel internacional, Australia tiene el segundo mayor número de mordeduras de tiburón registradas después de Estados Unidos, seguida de Sudáfrica, Brasil, Reunión y las Bahamas.

El equipo de Bradshaw investigó las mordeduras de tiburones reportadas en el Australian Shark Attack File de 1900 a 2020 y encontró 985 incidentes durante el siglo, incluidas 194 muertes, de 20 especies diferentes, entre las que se encuentran los grandes tiburones blancos (Carcharodon carcharias), tigres (Galeocerdo cuvier), toros (Carcharhinus leucas) y ballenas.

Dos tercios de estos fueron encuentros "no provocados" que no implicaron interacción directa con tiburones, como arponearlos, apuñalarlos, manipularlos o atraerlos de alguna manera.

"Cuando alguien es mordido en estos días, es una gran noticia", dice Bradshaw, autor principal de un artículo publicado en la revista Royal Society Open Science.

"También refuerza el miedo de la gente a los tiburones y la presión pública para que se intervenga, a menudo de forma fatal. A los tiburones como grupo no les está yendo bien en todo el mundo, por lo que no necesitan más mala prensa".

Por supuesto, la pérdida de cualquier vida es trágica, agrega, y comunidades enteras pueden perder decenas a cientos de millones de dólares en ingresos por turismo después de los ataques, lo que aumenta la necesidad de intervenir. Luego está el estrés postraumático experimentado por las víctimas.

Los hallazgos del estudio también son una buena noticia para los tiburones, ya que la histeria desproporcionada y la "formulación de políticas públicas emocionales" que siguen al evento relativamente raro de un ataque de tiburón (generalmente menos de un ataque por millón de personas cada año) pueden amenazar a las poblaciones de depredadores marinos.

Al observar las oscilaciones a largo plazo en las tasas de mordedura que podrían explicarse por las fluctuaciones climáticas y teniendo en cuenta el crecimiento de la población humana, el equipo creó un modelo y lo proyectó durante los próximos 50 años.

ataques de tiburones en Australia

Imagen: Distribución espacial de los incidentes de mordeduras de tiburones en el archivo australiano de ataques de tiburones. Los íconos rojos muestran incidentes que resultaron en muertes humanas.

"Esto nos permitió contar la cantidad de mordeduras que podrían evitarse si las personas susceptibles de ser mordidas estuvieran usando correctamente buenos dispositivos de disuasión electrónicos", dice Bradshaw.

Los resultados mostraron que el uso apropiado de los dispositivos podría evitar en promedio 1.063 mordeduras (y potencialmente hasta 3.000). "Esto nos sorprendió", dice Bradshaw, "dada la baja probabilidad de ser mordido, per cápita, que existe incluso hoy".

Los autores señalan que es "una proporción minúscula (0,002%) de la población", de la cual hasta un tercio podría potencialmente morir. Su análisis se basa en varios supuestos, incluida la estabilidad en la abundancia de tiburones, el comportamiento y la distribución de los tiburones (posiblemente influenciados por el clima) y el uso humano del océano.

Según sus simulaciones, dicen que los elementos de disuasión electrónicos podrían agregar valor a otras medidas gubernamentales para mitigar los ataques de tiburones. Estos incluyen drones, monitoreo acústico y líneas de tambor SMART, que alertan a los científicos cuando los tiburones están cerca de la costa.

También podría contribuir a la conservación de especies amenazadas que son el objetivo de programas letales, como los tiburones blancos vulnerables y el pez sierra verde en peligro crítico (Pristis zijsron), y otros animales marinos como tortugas y delfines atrapados en la captura incidental.

Si bien los elementos de disuasión personales pueden reducir el riesgo de ataques, incluso cuando los tiburones están en modo depredador y se acercan a la presa prevista a gran velocidad, es importante investigar, advierte el autor principal Charlie Huveneers (el hombre que nada con tiburones).

Muchos dispositivos que pretenden disuadir a los tiburones están en el mercado, pero no necesariamente cumplen su promesa.

"Hasta ahora, los estudios científicos han demostrado que los elementos de disuasión eléctricos son los mejores para reducir la probabilidad de una mordedura de tiburón y que muchos otros elementos de disuasión comerciales no tienen ningún efecto detectable en el comportamiento de los tiburones", dice Huveneers.

"Sin embargo, no son iguales todos los elementos de disuasión eléctricos y el público debe asegurarse de que el dispositivo que utilizan haya sido probado científicamente".

La investigación se publicó en Royal Society Open Science: Predicting potential future reduction in shark bites on people

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: