Clicky

¿Qué causó el desgarrador dolor de muelas a este enorme megalodon?

(0 Votes)
incidente para el diente partido del megalodon

Un diente de megalodon malformado insinúa una lesión que pudo haber debilitado su mandíbula

El enorme y extinto tiburón megalodon dominó los mares hace millones de años, pero incluso este temible carnívoro oceánico no era inmune a los problemas dentales.

Un reciente análisis de un diente de megalodon (Otodus megalodon) con una rara anormalidad, un surco en el medio, sugiere que la deformidad dental puede tener sus orígenes en una lesión en la mandíbula del tiburón gigante, quizás causada por una presa que se defendió. En una ilustración que muestra un posible encuentro (arriba), un pez perfora la mandíbula del depredador con su afilado pico, lo que puede haber preparado el escenario para que al megalodon le creciese un diente partido.

Otra posibilidad es que el gran tiburón haya sido atravesado por la espina de una raya, escribieron los científicos en un nuevo estudio.

En los humanos y otros mamíferos, los factores genéticos, las enfermedades o las lesiones a veces pueden afectar las yemas de los dientes y causar una anomalía dental conocida como "patología de los dientes dobles", en la que un solo diente crece con una hendidura longitudinal en el centro, escribieron los autores del estudio.

Dichos dientes pueden representar dos brotes dentales que se combinan para formar un diente, un proceso conocido como fusión, o un solo brote dental que se dividió, conocido como geminación. Sin embargo, poco se sabe sobre esta patología en los tiburones.

Para el estudio, los investigadores analizaron un diente de megalodon partido de 4 pulgadas (10 centímetros) de largo junto con dientes fósiles partidos de otros tiburones, para determinar qué pudo haber causado la deformidad. Los científicos concluyeron que una lesión traumática fue la causa más probable del diente partido prehistórico, y el encuentro que dañó el diente de megalodon puede haber afectado la forma en que el tiburón cazaba y se alimentaba.

El Megalodon fue uno de los depredadores más grandes que jamás haya existido, midiendo al menos 50 pies (15 metros) de largo y hasta 65 pies (20 m) de largo según algunas estimaciones. Para poner eso en perspectiva, los grandes tiburones blancos modernos (Carcharodon carcharias) generalmente crecen hasta no más de 20 pies (6 m) de largo.

Aunque el thriller de megalodon "The Meg" (Warner Bros Pictures, 2018) propuso que solitarios megalodones aún podrían acechar en las profundidades del océano, la mayoría de los fósiles de megalodon datan de hace unos 15 millones de años, y toda la evidencia de los tiburones gigantes desapareció del registro fósil después de que se extinguieron, hace unos 2,6 millones de años.

Los tiburones tienen esqueletos hechos de cartílago, que no es tan robusto como el hueso y, por lo general, no se fosiliza bien, por lo que la mayoría de los fósiles de megalodon que sobreviven hasta el presente son dientes. Al igual que los tiburones modernos, el megalodon perdía constantemente dientes y le crecían nuevos, con un suministro en constante regeneración almacenado en sus mandíbulas.

Gracias a esta llamada cinta transportadora de dientes, algunos tiburones pueden perder y reemplazar decenas de miles de dientes a lo largo de sus vidas, según el coautor del estudio Haviv Avrahami, candidato a doctorado en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh.

"Eso sería como si perdiéramos ~20 dientes de leche cada mes", dijo Avrahami.

dientes partidos y normales de tiburón y megalodon

Imagen: Dientes normales junto a dientes deformados de dos especies de tiburones: el extinto Otodus megalodon y el Carcharhinus leucas, que todavía existe en la actualidad. (Crédito de la imagen: Matthew Zeher)

Para descubrir qué podría estar en la raíz del diente partido del megalodon, los investigadores estudiaron detenidamente cientos de dientes de tiburón fósiles en la colección del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte en Raleigh. Encontraron solo dos ejemplos más de la inusual deformidad del diente partido: dos dientes del tiburón toro Carcharhinus leucas, una especie que vivió junto al megalodon hace millones de años (pero era mucho más pequeña, alcanzando una longitud corporal máxima de alrededor de 12 pies o 3,7 m) y todavía existe hoy.

Midieron los dientes deformados junto con los dientes normales de las dos especies de tiburones, luego realizaron una tomografía computarizada de rayos X, o escáner TC, para mapear las cavidades de la pulpa en los dientes de tiburón toro y las redes vasculares dentro del diente de megalodon y ver cómo pudieron haberse desarrollado.

Su análisis sugirió que la geminación era más probable que la fusión para haber producido un diente doble, según el lugar donde se dividieron las cavidades y redes pulpares "y la falta de anomalías radiculares importantes" en todos los dientes dobles, según el estudio. Los dientes partidos también eran muy simétricos, lo que no sería el caso si se formaran a partir de la fusión de dos brotes dentales en diferentes etapas de desarrollo, informaron los científicos.

dientes dobles en mamíferos

Imagen: Expresiones idealizadas de patologías de dientes dobles de dientes incisivos de mamíferos estilizados en vista lingual.

La raíz del asunto

En cuanto a lo que pudo haber causado la patología, el daño traumático en el brote del diente por una herida de arma blanca es una causa más probable que una enfermedad o infección, que los tiburones generalmente ignoran, explicó Avrahami. "Los tiburones son raros porque parecen ser particularmente resistentes a enfermarse de infecciones", dijo. Por esa razón, "se cree que otras deformidades dentales en los tiburones se deben más probablemente a un traumatismo", añadió.

Se sabe que los tiburones toro modernos se alimentan de presas puntiagudas que pueden causar tales lesiones, incluidos los peces sierra, las rayas y los erizos de mar, y aunque se cree que el megalodon se alimentaba principalmente de mamíferos marinos, y tal vez de peces y tortugas, su dieta puede haber sido más diversa de lo esperado, incluida la vida marina con armas defensivas puntiagudas.

Con alrededor de 300 dientes en su boca, el megalodon probablemente no estaba demasiado preocupado por un solo diente partido. Pero si su diente hubiera sido herido por una púa o espina que luego se alojó en la mandíbula del gran tiburón, "probablemente le habría causado mucho dolor al animal, posiblemente haciéndole más difícil cazar", anotó Avrahami.

La mirada más cercana del estudio a los dientes de megalodon no solo ofrece nuevos conocimientos sobre las deformidades dentales en los tiburones; también plantea preguntas sobre qué tan comunes pueden haber sido las patologías de dientes dobles en otros linajes de animales que también tenían un reemplazo continuo de dientes, como los dinosaurios (incluidas las aves dentadas) y los cocodrilos, dijo Avrahami.

"He visto muchos dientes de hadrosaurio en mi vida, que son dinosaurios que también tienen extensas cintas transportadoras de batería de dientes, y ni uno solo tenía un aspecto de doble diente. ¿Por qué?" preguntó. "Entonces, realmente espero que los futuros investigadores exploren esto más".

Los hallazgos se publicaron el 11 de mayo en la revista PeerJ: Dental pathologies in lamniform and carcharhiniform sharks with comments on the classification and homology of double tooth pathologies in vertebrates

Etiquetas: Diente partidoMegalodon

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: