El sacrificio de tiburones no es la respuesta a las capturas perdidas de sábalos

marcado de un tiburón martillo
Marcado de un tiburón martillo

Una investigación pionera en su tipo rastrea tiburones martillo, sábalos y pescadores e insta a una solución ecológica

En una investigación sobre la depredación publicada recientemente en Marine and Coastal Fisheries, un equipo de investigadores, dirigido por biólogos de la Universidad de Massachusetts Amherst, ha cuantificado el ritmo al que los grandes tiburones martillo comen sábalos del Atlántico enganchados por pescadores en Bahía Honda, Florida, uno de los principales lugares de pesca de sábalos en los Cayos de Florida.

Llamada "tasa de depredación", el equipo descubrió que el 15,3% de los sábalos que fueron enganchados por los pescadores y lucharon durante más de cinco minutos fueron comidos mientras aún estaban en la línea. Pero los investigadores también muestran que esto no es necesariamente una señal de que el ecosistema esté desequilibrado.

Por el contrario, es de esperar un aumento de los informes sobre depredación, especialmente porque los grandes tiburones martillo, catalogados como en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), están viendo estabilizarse su población en el sureste de los Estados Unidos; el resultado de décadas de esfuerzos de conservación y gestión.

Al mismo tiempo, la pesca con caña es un deporte cada vez más popular, lo que significa que hay mayores posibilidades de encuentros entre humanos, peces y tiburones. Para ayudar a gestionar la salud tanto de la pesquería de sábalo como de la población de tiburón martillo, los investigadores instan a encontrar soluciones que no afecten a ninguna de las especies.

El sábalo real o tarpón (especie Megalops atlanticus) es uno de los peces de agua salada más emblemáticos de los estados del sureste y del Golfo. Muchos pescadores se pasan la vida soñando con capturar un sábalo que fácilmente podría superar los 145 kilos, y que se sabe que luchan ferozmente, a menudo saltando completamente fuera del agua en sus esfuerzos por sacudirse el anzuelo. La pesca del sábalo, que se extiende desde Texas hasta las Carolinas en Estados Unidos, es, según algunas estimaciones, una industria multimillonaria al año y el pescado está profundamente ligado a la cultura local.

Sin embargo, a pesar de la legendaria dureza de la especie, el sábalo está catalogado como "vulnerable" por la UICN, y sus poblaciones parecen haber sido afectadas por la pesca, la degradación de la calidad del agua y la pérdida de hábitat.

Recientemente, los guías han informado cada vez más de que los tiburones están aprovechando cada vez más las capturas de sábalos en los últimos años y, de hecho, pueden representar un riesgo para la supervivencia de la especie. Pero, hasta ahora, no ha habido datos concretos sobre cuál podría ser la tasa de depredación, lo que dificulta tomar decisiones de conservación informadas, ya sea para el sábalo o el tiburón martillo.

Vídeo: Un gran tiburón martillo atrapando un sábalo justo al costado del barco en Bahía Honda. Crédito: Grace Casselberry

Para calcular la tasa de depredación y luego rastrear los movimientos anuales de los sábalos y los tiburones a través de un área específica, se necesitan algunas cosas: equipo de telemetría acústica de alta tecnología, equipo de pesca resistente y una cómoda silla de jardín.

La telemetría acústica ha revolucionado recientemente la capacidad de los científicos para rastrear especies marinas migratorias. La técnica consiste en anclar un receptor acústico en el agua e implantar un pequeño transmisor en lo que sea que quieras rastrear.

En este caso, la autora principal Grace Casselberry, investigadora postdoctoral en la UMass Amherst, y sus colegas desplegaron 16 receptores en una red en el Canal de Bahía Honda. Luego capturaron y marcaron 51 sábalos y 14 tiburones martillo. En el transcurso de más de dos años, cada vez que uno de los sábalos o tiburones martillo marcados nadaba dentro del alcance del receptor, el receptor registraba la identificación única, la fecha y la hora de ese animal individual.

Luego vino la silla de jardín. "Me senté en esa silla durante dos meses", dice Casselberry, "observando todo el día a través de binoculares y una cámara con una lente larga mientras la gente pescaba. Cada vez que alguien pescaba un sábalo, registraba la hora del día, la corriente, si la marea subía o bajaba, qué barcos estaban pescando, cuántos pescadores había en la zona, cuánto tiempo les llevó llevar el sábalo a su barco y si un tiburón martillo se comió el pescado o no. Vi un total de 394 sábalos enganchados".

Con todos esos datos, los investigadores revelaron que cuanto más tiempo luchaba el pescador contra su sábalo, más probabilidades había de que se lo comieran, y que cuando la pelea duraba más de cinco minutos, había un 15,3% de posibilidades de que el sábalo fuera arrebatado por un tiburón martillo.

sábalo perseguido por un tiburón martilloImagen derecha: El sábalo con anzuelo es un blanco fácil para los hambrientos tiburones martillo. Crédito: Capitán Bobby Spano

Estas depredaciones ocurren con mayor frecuencia en una corriente saliente, lo que también fue respaldado por los datos de telemetría acústica que mostraron que los tiburones martillo ocupaban un área más pequeña dentro del canal correspondiente a donde se enganchan y luchan la mayoría de los sábalos. El equipo también descubrió que los sábalos tienden a congregarse en Bahía Honda durante la primavera, temporada previa al desove, y los tiburones martillo lo saben. También lo hacen los pescadores.

"Lo más probable es que Bahía Honda haya sido un lugar donde los tiburones y los sábalos se han congregado durante mucho tiempo", dice Andy Danylchuk, autor principal y profesor de conservación de peces en la Universidad de Massachusetts Amherst. "Si hubo menos depredación en la memoria reciente, probablemente se deba al hecho de que la población de grandes tiburones martillo era peligrosamente baja". Pero la presión pesquera también ha aumentado en las últimas décadas.

"Hay más tiburones en el agua y también más anzuelos en el agua", continúa Danylchuk, "lo cual es la receta perfecta para más encuentros entre tiburones, peces y humanos". De hecho, la depredación es un problema creciente en los Estados Unidos, como lo demuestra la reciente Ley SHARKED presentada ante el Congreso para ayudar a encontrar soluciones.

Desafortunadamente, cuanto más pescadores y guías ven que los tiburones les arrebatan el pescado que tanto anhelan, más probabilidades hay de que aboguen por sacrificar a los tiburones.

"Han sido necesarios 30 años para que los tiburones martillo lleguen al punto en el que recién comienzan a recuperarse", dice Casselberry, "y todo ese trabajo podría deshacerse si comenzamos a matar tiburones indiscriminadamente". "Existe alguna evidencia de que los tiburones martillo son hembras preñadas", añade Danylchuk, "y si son sacrificados, su número podría diezmarse".

Nada de esto significa que los pescadores deban dejar de pescar sábalos en Bahía Honda, pero sí significa que los esfuerzos de conservación, tanto del sábalo como del tiburón martillo, deben basarse en soluciones que no afecten al sábalo, a los tiburones martillo ni a los pescadores.

Casselberry y sus colegas sugieren que los pescadores utilicen artes de pesca que les permitan capturar sábalos más rápido, reduciendo así los tiempos de lucha y la oportunidad de depredación. También deben evitar pescar durante la marea baja, que es cuando ocurren la mayoría de los eventos de depredación. Los pescadores que utilizan detectores de peces deben monitorear los tiburones y considerar reubicarse cuando haya tiburones martillo en el área.

"Estamos abogando por que los pescadores se consideren parte del ecosistema oceánico, en lugar de trabajar en contra de él", dice Casselberry.

La investigación fue publicada en Marine and Coastal Fisheries: Depredation rates and spatial overlap between Great Hammerheads and Tarpon in a recreational fishing hot spot

Etiquetas: CapturaSábaloAnzueloSacrificioTiburón martillo

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo