updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Los tiburones ballena usan la geometría para mantenerse a flote

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Colocando sensores al tiburón ballena

Los tiburones ballena hacen cálculos para evitar la sensación de hundimiento

El pez más grande del mundo utiliza la geometría y la conservación de energía para mantenerse a flote

Simulación del movimiento de un tiburón ballena Son las especies de peces más grandes en el océano, pero el majestuoso movimiento de planeo del tiburón ballena, sostienen los científicos, es una hazaña sorprendente de las matemáticas y la conservación de la energía.

En una nueva investigación publicada hoy en la revista de la British Ecological Society's, "Functional Ecology", científicos marinos revelan cómo estos enormes tiburones utilizan la geometría para aumentar su flotabilidad negativa natural y mantenerse a flote.

Para la mayoría de los animales el movimiento es crucial para la supervivencia, tanto para encontrar alimento como para evadir a los depredadores. Sin embargo, los costos de movimiento queman cantidades sustanciales de energía y si bien esto es cierto para los animales terrestres es aún más complejo para las aves y animales marinos que pueden desplazarse en tres dimensiones. No es sorprendente que esto tenga un profundo impacto en sus patrones de movimiento.

"El factor clave para el movimiento de los animales es la velocidad de desplazamiento, que regula la cantidad de energía que un animal utiliza, la distancia que viajará y con qué frecuencia encuentra los recursos", dijo el autor principal Adrian Gleiss de la Universidad de Swansea. "Sin embargo los animales oceánicos no sólo tienen en cuenta su velocidad de desplazamiento, sino también la forma en que el movimiento vertical afectará su gasto de energía, que cambia toda la perspectiva".

Durante los últimos cuatro años, Adrian Gleiss y Rory Wilson, de la Universidad de Swansea, trabajaron con Brad Norman de ECOCEAN Inc., dirigiendo un equipo internacional para investigar los movimientos de los tiburones ballena (Rhincodon typus) en Ningaloo Reef, en Australia Occidental. Se les adhirio a los animales transmisores con sensores de movimiento y acelerómetros, dejando a los tiburones ballena nadar libremente para medir su actividad de natación y el movimiento vertical, lo que les permitió cuantificar el costo energético del movimiento vertical.

tiburón ballena, vista de frente Los datos del equipo revelaron que los tiburones ballena son capaces de deslizarse sin tener que invertir energía en movimiento al descender, pero tuvieron que mover sus colas cuando subían. Esto se debe a que los tiburones, a diferencia de muchos peces, tienen flotabilidad negativa.

Además, con un ascenso más pronunciado y dificil de los tiburones, más tuvieron que mover su cola e invertir más energía. En los tiburones ballena aparecen dos modos de movimiento amplio, uno que consiste en una subida de los ángulos a poca profundidad, que minimizan el costo energético del movimiento en horizontal, mientras que una segunda característica son los ángulos de ascenso más pronunciado, que optimizan el costo energético del movimiento vertical.

"Estos resultados muestran cómo la geometría desempeña un papel crucial en las estrategias de circulación de animales en movimiento en tres dimensiones", concluyó Gleiss. "Este uso de la flotabilidad negativa puede jugar un papel importante en los tiburones oceánicos, ya que son capaces de localizar y realiar los viajes hacia las escasas e impredecibles fuentes de alimentación de manera eficiente".

Enlace: Functional Ecology

Artículo original: Moved by that sinking feeling: variable diving geometry underlies movement strategies in whale sharks