updated 1:19 AM CEST, Sep 28, 2016

Los bebés de manta raya 'respiran' en el útero de la madre

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
vuelo de una manta raya

Una ecografía revela que el feto de manta abre y cierra la boca varias veces

Un vistazo poco común a una ecografía fetal de manta raya ha puesto de manifiesto que estos elegantes peces pueden "respirar" en el útero.

A diferencia de la mayoría de los animales que dan a luz crías vivas, las manta rayas no tienen placentas o cordones umbilicales. Eso significa que sus fetos deben obtener los nutrientes de otra manera. A pesar del enorme tamaño de las manta rayas (que puede crecer de lado a lado hasta 16 pies o 5 metros), los biólogos marinos saben muy poco acerca de sus vidas. Una nueva investigación detallada ayer (5 de junio) en la revista Biology Letters revela más que nunca antes acerca de los embarazos de las manta rayas.

Hasta 2007, los científicos ni siquiera tenían idea de cuánto tiempo duraba un embarazo de manta. Ese año, nació por primera vez en cautiverio un bebé de manta raya, después de una gestación durante un año y nueve días, de acuerdo con el grupo de conservación MantaWatch.

Ahora, los investigadores en el Acuario Churaumi de Okinawa en Japón han dado la bienvenida con alegría a un segundo nacimiento de bebé de manta raya, una hembra nacida en junio de 2009. La madre manta fue capturada cerca de Okinawa sobre la mitad de su embarazo, dando a luz en el acuario seis meses después.

los bebé de manta raya respiran en el uteroDurante el embarazo los investigadores del acuario realizaron una ecografía para examinar el feto, mientras que todavía estaba en el vientre. Ellos encontraron que el feto de manta abría y cerraba la boca varias veces, lo que indica una respiración rítmica conocida como bombeo bucal. Los ejemplos más conocidos en la tierra de autobombeo bucales incluyen a ranas y sapos, que amplían sus gargantas para tomar aire. En este caso la manta no respira, sino fluido uterino. Por los cambios anatómicos que ocurren alrededor del nacimiento parecen que el bebé manta raya recoge oxígeno del agua y no desde el ambiente uterino, informaron los investigadores.

El comportamiento del feto manta raya fue similar al comportamiento de los otras rayas que salen de los huevos y absorben oxígeno que fluye a través de sus sacos de huevos, encontraron los funcionarios del acuario. Sin embargo, las mantas antes de nacer no sólo respiran el líquido del útero, si no que es probable que también lo beban. Para ellos no hay otras fuentes de nutrientes en el vientre y se ha encontrado líquido uterino en sus tractos digestivos en mantas nacidas muertas.

Desde 2009, la raya bebé del estudio había crecido más de 286 libras (130 kilogramos) y tenía una envergadura de casi 7 pies (2.1 metros).

Las manta rayas (Manta alfredi) vive en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Debido a que la especie parece fragmentada en pequeñas subpoblaciones, y porque las mantas son buscadas como ingredientes en la medicina tradicional china, estos peces planeadores se catalogan como una especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Artículo científico: Live-bearing manta ray: how the embryo acquires oxygen without placenta and umbilical cord

Enlaces: MantaWatch | Okinawa Churaumi Aquarium