updated 6:53 AM CEST, Sep 22, 2016

Extremadamente raro tiburón duende 'alien' llega al Museo en Australia [Vídeo]

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tiburón duende en Museo de Australia

Una de las cosas extrañas acerca de este tiburón es su largo hocico aplanado

Ha llegado al Museo Australiano de Sydney un extremadamente raro tiburón duende (Mitsukurina owstoni) - el cuarto ejemplar de su especie que ahora se guarda allí.

El Museo ha compartido un vídeo de la llegada del tiburón "alienígena", con el acuarista del Merimbula Aquarium, Michael McMaster, proporcionando una visión de la biología de la extraña criatura de las profundidades.

El espécimen fue capturado el mes pasado por un pescador comercial de Eden, Nueva Gales del Sur, a varios cientos de metros de profundidad en el agua. Es un juvenil macho de 1,26 metros de longitud.

"Lo que hace tan raro al poco visto tiburón duende es su extraño mecanismo de mordaza 'alienígena'. Cuando abre sus mandíbulas, se estiran dos ligamentos", dijo el Museo en un comunicado. "El acto de abrir la boca libera la tensión en los ligamentos, resultando que las mandíbulas se lancen hacia adelante (ver vídeo más bajo).

tiburón duende en Museo de Australia, detalle"Otra de las cosas extrañas acerca de este tiburón es su largo hocico aplanado, la parte inferior de la cual está cubierta de poros. Estas son las aberturas hacia el 'ampollas de Lorenzini", un sistema sensorial que permite la electrorrecepción de la presa".

"Los alimentos se cree que incluyen peces, pulpos, calamares, camarones y cangrejos. Lamentablemente el intestino de nuestro pez estaba vacío, así que no podemos describir su última comida".

De los otros tres ejemplares en poder del Australian Museum, uno es de otro juvenil y dos adultos que miden 3,6 y 3,8 m de longitud.

Los cuatro fueron capturados en la costa de Nueva Gales del Sur entre Sydney y Eden.

No se sabe mucho acerca del tiburón duende ya que rara vez es atrapado. Sin embargo, su aspecto les ha ganado el apodo de "fósil viviente". John Carlson, un experto en tiburones de la NOAA, dijo a National Geographic: "No sabemos cuánto tiempo viven, no sabemos con qué frecuencia se reproducen, o incluso lo grandes que son cuando se reproducen. Son un misterio..."