Loading...
updated 8:58 PM CET, Nov 24, 2017

Nadando con cachorros de tiburón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cría de pintarroja

Las pintarrojas se extienden desde las cálidas aguas del Mediterráneo hasta los frígidos mares de Noruega

Esta pequeña pintarroja (Scyliorhinus canicula) tardó sólo unas horas en salir de su cáscara de huevo. La captura del evento, sin embargo, requirió mucho más tiempo. "Vi este huevo cinco meses antes de eclosionar", dice el fotógrafo Jordi Chias, que regresó regularmente a ese lugar - a casi 25 metros bajo la superficie del agua, frente a la costa noreste de España - con la esperanza de presenciar la llegada al mundo del joven tiburón.

Sin embargo, tratar de estar allí en ese preciso momento fue un desafío. El tiempo necesario para que se desarrollen los embriones de esta especie varía con la temperatura del agua. La distribución geográfica del tiburón se extiende desde las cálidas aguas del Mediterráneo hasta los frígidos mares de Noruega, por lo que la eclosión puede tardar entre 5 y 11 meses después de la fecundación. Aquí, en el mar de las Baleares, la suposición era de cualquiera.

Para Chias, eso significaba frecuentes inmersiones en las aguas frías con la esperanza de que una de esas visitas fuera afortunada. También significaba pasar mucho tiempo bajo el agua, a gran profundidad. "Cuando llegué en la tarde del día de la eclosión, el tiburón ya tenía la cabeza afuera", dice. "Esperé más de una hora, sin moverme, hasta que empezó a liberarse".

Cuando las pequeñas pintarrojas emergen miden apenas 3 pulgadas de largo. En la edad adulta, pueden crecer hasta un metro de largo y pesar casi 3 kilos. Las pintarrojas maduras pasan la mayor parte de su tiempo cerca del fondo del océano, acurrucadas durante el día y cruzando la arena por la noche en busca de crustáceos, moluscos y peces pequeños. Estos hábitos ponen a los tiburones directamente en el camino de los arrastreros pesqueros y redes de fondo destinadas a capturar otras especies del fondo del mar.

Si bien hay mercado para las pintarrojas en partes de Europa, esta especie no se apunta tan implacablemente como las especies más grandes de tiburones. De hecho, se descartan la mayoría de las pequeñas pintarrojas. Los estudios [PDF] demuestran que la gran mayoría de estos individuos sobreviven para nadar, alimentarse y criar otro día - y poner un nuevo lote de huevos a lo largo del fondo del océano.

Esta historia apareció originalmente en bioGraphic, una revista en línea sobre la naturaleza y la sostenibilidad financiada por la Academia de Ciencias de California.

Acerca del fotógrafo:

Jordi Chias ha sido fotógrafo freelance desde 1998, especializado en capturar una amplia gama de entornos submarinos, desde buceo en cuevas y naufragios hasta fauna marina. Su trabajo ha sido publicado en muchos medios de comunicación diferentes en todo el mundo y algunas de sus imágenes han sido reconocidas en las principales competiciones, incluyendo la BBC Wildlife Photographer of the Year.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar