tiburón martillo caza puntas negras

El martillo gigante es un visitante asiduo de la costa de Florida

La migración anual de tiburones de puntas negras (Carcharhinus limbatus) en Florida reune sobre 10.000 de estos pequeños tiburones cerca de la costa del Estado del Sol. El invierno pasado, el pescador Joshua Jorgenson logró filmar una hermosa vista aérea del espectáculo... con alguna memorable estrella invitada, un tiburón mucho más musculoso: el tiburón martillo gigante.

La gran migración de los puntas negras suele ocurrir cuando en el hemisferio norte comienza a caer la temperatura del agua, con grandes agregaciones que empiezan a formarse en enero. Los científicos todavía están tratando de identificar la fuerza motriz detrás del evento migratorio, pero sospechan que los tiburones vienen a alimentarse y tomar el sol en las cálidas aguas costeras.

"Me tomó muchas horas y días para recoger estas imágenes, pero fue una experiencia increíble", dice Jorgenson. "Grabé varios tiburones martillo diferentes que iban de 12 a 14 pies".

Para un pez de media tonelada que puede nadar cuatro veces más rápido que Michael Phelps, el martillo gigante es una asombrosa y graciosa criatura.

Como hemos discutido antes, la especie (Sphyrna mokarran) es un visitante asiduo de la costa atlántica de América del Norte. En 2015, los biólogos del Programa de Investigación y Conservación de tiburones de la Universidad de Miami lograron identificar y liberar en Florida a una hembra de 15 pies. El año siguiente apareció en las aguas de las Bahamas un individuo aún más grande (ese tiburón fue supuestamente muerto después del primer avistamiento).

Al igual que la mayoría de sus parientes cercanos los martillos gigantes crecen muy lentamente, por lo que ver a individuos tan grandes en las imágenes de Jorgenson es una magnífica señal para la población en peligro de extinción.

Uno de los martillo, dice, cazó y se comió un puntas negras durante el evento, lo que ciertamente no es inaudito: Los martillo consumen ocasionalmente otros tiburones, aunque la mayoría de las depredaciones de martillo-puntas negras ocurren cuando los tiburones más pequeños son atrapados en una línea de pesca.

Es fácil ver quién es el jefe en estos encuentros interespecies de tiburones, aunque en este vídeo los martillo probablemente patrullaban las aguas poco profundas para obtener presas más cotidianas, como rayas, cuando se mueven entre los puntas negras migratorios.

Etiquetas: TiburónMartilloCazarPuntas NegraFlorida
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta