Loading...
updated 2:35 PM CET, Feb 19, 2018

Confirmado, este es primer tiburón vegetariano conocido del mundo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tiburón vegetariano Sphyrna tiburo

Un tiburón martillo tiene adaptaciones en su sistema digestivo para procesar la vegetación

Los tiburones son comúnmente considerados como los depredadores ápice del mar. Sedientos de sangre y altamente evolucionados como carnívoros. Sin embargo, una nueva investigación está revelando que al menos una especie de tiburón come pasto marino y tiene adaptaciones en su sistema digestivo para procesar la vegetación.

La primera evidencia de estos tiburones que se alimentan de plantas provino de un inusual descubrimiento publicado en 2007. Dana Bethea y sus colaboradores examinaron el contenido estomacal de tiburones cabeza de pala en el Golfo de México, y se sorprendieron al descubrir que más de la mitad del material que habían ingerido era algas marinas Thalassia testudinum, conocidas vulgarmente como hierba de tortuga.

Sin embargo, no estaba claro si los tiburones en realidad estaban consumiendo hierba y extrayendo nutrientes de ella, o simplemente tragándola accidentalmente mientras cazaban cangrejos y camarones escondidos en la vegetación. Este trabajo inspiró a Samantha Leigh, candidata a doctorado en la Universidad de California Irvine, a investigar la capacidad de los cabeza de pala para digerir las plantas y publicó sobre el tiburón vegetariano una investigación en 2016.

Leigh voló por todo Estados Unidos en busca de tiburones bonete, cabeza de pala o martillo lanetón (Sphyrna tiburo) en su hábitat natural. Estos pequeños tiburones, que crecen hasta 3 pies de largo (aprox. 1 metro), son abundantes en las praderas de pastos marinos de los Cayos de Florida. Capturó a varios ejemplares y las llevó al laboratorio de la Universidad Internacional de Florida, donde fueron alimentados durante varias semanas con una dieta de 90% de pasto marino.

Las hierbas marinas habían sido etiquetadas con isótopo estable de carbono-13, por lo que cuando los tiburones la consumieran, podría probar la presencia de carbono 13 en los tejidos de los tiburones y ver si los nutrientes de las hierbas marinas se incorporaron al cuerpo. También recolectó las heces de los tiburones, para ver cuánto de los nutrientes de las hierbas marinas (como carbohidratos, proteínas, etc.) simplemente se excretaba sin digerir.

Además, Leigh observó las enzimas digestivas en los intestinos de los bonetes, para ver si incluso tienen la capacidad de descomponer el material vegetal. Un animal puramente carnívoro no debería tener ningún mecanismo para digerir las plantas, pero si los cabeza de pala comen hierbas marinas regularmente, deberían tener enzimas para este propósito.

Los resultados fueron concluyentes: se encontró en la sangre del tiburón el carbono 13 del pasto marino etiquetado, por lo que estaban digiriendo completamente e incorporando nutrientes del pasto en sus cuerpos, no solo excretándolo como desecho. De la hierba total consumida, aproximadamente la mitad fue digerida y descompuesta por el intestino, y la otra mitad se excretó sin digerir. "Para poner eso en perspectiva", dice Leigh, "es muy similar a la eficiencia digestiva de las tortugas marinas, que son totalmente herbívoras y se alimentan de la misma hierba".

Leigh también descubrió que los tiburones tenían en sus entrañas la enzima digestiva b-glucosidasa, que descompone la celulosa, un componente importante de la materia vegetal. Este es el primer hallazgo en tiburones de enzimas digestivas específicas de plantas. Además de esto, los martillo parecían perfectamente satisfechos con su dieta del 90% vegetariana.

Leigh no observó efectos negativos para la salud, y los tiburones incluso aumentaron de peso durante el estudio. Mientras que en el medio salvaje, los bonetes probablemente comerían menos del 90% de algas marinas (el estudio de 2007 encontró hasta un 60% de algas marinas en el estómago en algunas poblaciones), la capacidad de prosperar con una dieta tan alta de plantas es un apoyo adicional para su capacidad de obtener nutrientes de las hierbas marinas.

tiburón vegetariano Sphyrna tiburo

Leigh está ahora estudiando las bacterias en el intestino de los tiburones. Las bacterias intestinales son una parte importante de la digestión, y es posible que las bacterias sean la fuente de la enzima b-glucosidasa que permite a los tiburones digerir la materia de las plantas. Hasta el momento, solo se han analizado las comunidades de microbiomas intestinales de 3 especies de tiburones y los bonetes, con su inusual y diversa dieta, proporcionarían una comparación interesante e importante para otras especies de tiburones.

Leigh especula que estas adaptaciones omnivoras pueden permitir que los cabeza de pala sean generalistas en lugar de estrictamente depredadores, dándoles flexibilidad para consumir tanto plantas como proteínas. "Siempre pensamos en los tiburones como depredadores ápice", dice ella, "pero aquí está este tiburón que en realidad no está actuando como un depredador ápice... sino más bien como un omnívoro".

Todavía se desconoce si los tiburones consumen intencionalmente pasto en la naturaleza por pastoreo o si ingieren plantas accidentalmente y han adaptado un mecanismo digestivo para aprovecharlo. Una mayor preocupación es qué le puede pasar a los tiburones lanetón si estas praderas de pastos marinos, actualmente amenazadas, son destruidas. Si bien los bonetes no están actualmente en peligro, esta investigación indica que las hierbas marinas son una parte importante de su dieta, además de su hábitat.

Los tiburones siempre han capturado la imaginación humana como temibles depredadores de las profundidades. Sin embargo, el trabajo de Leigh cambia nuestra comprensión fundamental de estas criaturas, mostrando que este antiguo linaje aún tiene guardadas importantes sorpresas y nuestro conocimiento solo puede estar raspando la superficie.

El trabajo de campo para esta investigación fue financiado por National Geographic. Samantha Leigh es parte del laboratorio del Dr. Donovan German en UC Irvine y colabora con el Dr. Yannis Papastamatiou en la Florida International University.

Artículo científico: Omnivorous Sharks? An Analysis of Bonnethead Shark Digestive Physiology Provides Evidence for Seagrass Digestion and Assimilation

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar