Clicky

pez sierra enredado

Completamente crecido puede alcanzar unos impresionantes 5,4 metros

Pocas personas verán en la naturaleza un pez sierra en peligro de extinción, pero el residente de Florida Jason Bihari ha tenido la suerte de encontrarse con más de uno. Sin embargo, su encuentro casual más reciente con una de estas extrañas criaturas dio un giro inesperado cuando notó una cuerda elástica enrollada alrededor de la cabeza del animal.

Bihari descubrió el pez sierra enredado durante un viaje de pesca de fin de semana en Charlotte Harbor, a unos 100 kilómetros al sur de Tampa. Emocionado por el raro avistamiento, él y sus amigos se asomaron para tomar una rápida fotografía, y solo entonces notaron el peligroso "accesorio" marino del pez.

Como pescador recreativo y amante de la naturaleza desde hace mucho tiempo, Bihari sabía que intervenir sin la ayuda de un experto no era el movimiento correcto: el pez sierra se estresa fácilmente y puede ser peligroso si se le asusta o maneja mal. En cambio, se dirigió de inmediato a las redes sociales y contactó a funcionarios locales de vida silvestre.

"Me preguntaba cuántas personas no se habrían tomado ese tiempo", escribió en Facebook. "Hicimos seis o siete llamadas telefónicas antes de que pudiéramos conseguir que una persona saliera en un sábado. No pensé ni por un segundo que no lo haría".

Con la asistencia del personal de Florida Fish and Wildlife, Bihari logró liberar al pez sierra esa tarde. Para evitar lesiones tanto al animal como a sus ayudantes humanos, durante la operación de rescate se inmovilizó con una trampa de caña el "rostrum" (los dientes en forma de sierra) del pez.

"Fue genial, pero también un poco triste", dijo Bihari sobre la experiencia. "El pez no dio mucha pelea".

cuerda liberada del pez sierraLa cuerda seguramente había estado en su lugar por algún tiempo, ya que había penetrado profundamente en los tejidos del pez sierra. Es difícil decir qué le habría pasado al animal sin la intervención de Bihari pero, dada la posición de la cuerda, muy probablemente a largo plazo habría obstaculizado la capacidad del pez de respirar o alimentarse.

Con un poco de suerte, este pez sierra ahora se recuperará por completo, ayudado por las notables habilidades de curación que posee su especie.

liberación de pez sierra enredado

El éxito de la misión de rescate es aún más emocionante dado el tamaño de este individuo en particular. El pez sierra de dientes pequeños (Pristis pectinata) y completamente crecido puede alcanzar unos impresionantes 5,4 metros (18 pies), y aunque el hallazgo de Bihari es, en comparación, ciertamente un niño aún, el juvenil parecía estar en camino hacia la madurez.

Los científicos estiman que el pez sierra tarda una década en llegar a la madurez, y Charlotte Harbor es un conocido vivero de pez sierra. Esta trascendente hembra apunta a una nueva generación saludable que crece en la zona: un atisbo de esperanza para un grupo de animales que todavía está avanzando poco a poco desde el borde de la extinción. Lo que es más, según se informa, el pez sierra liberado se ha visto en buenas condiciones desde el rescate.

"Recibí una actualización de una guía local, y ella está [bien]", agregó Bihari.

Etiquetas: PezSierraLiberarCuerda
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos