updated 7:20 PM CEST, Aug 18, 2018

Un tiburón ballena y un dilema ético

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Un tiburón ballena y un dilema ético - 5.0 out of 5 based on 1 vote

tiburón ballena en Oslob, Filipinas

Los turistas saben, y a sabiendas aceptan, que los animales pueden estar sufriendo por su experiencia con la naturaleza

"Las preocupaciones que han sido planteadas por otros son completamente legítimas", escribió un usuario del sitio web de viajes TripAdvisor en una revisión de una controvertida operación de turismo de tiburones ballena en Oslob, Cebu, Filipinas. "Sin embargo, fue increíble estar tan cerca de estas hermosas e increíbles criaturas y es un recuerdo que conservaremos en los próximos años".

Hay en todo el mundo cientos de compañías de turismo de tiburones ballena, pero los guías en Oslob ofrecen algo especial: garantizan avistamientos casi todos los días del año. Como resultado, más de 180,000 turistas, casi dos tercios de ellos de Filipinas, la visitaron en 2015. Sin embargo, este auge tiene un costo, que muchos turistas parecen estar dispuestos a pasar por alto.

La razón por la cual hay tantos tiburones ballena en Oslob es porque los operadores turísticos los alimentan a diario manualmente. Es una campaña intensiva que ha estado en vigor desde 2011, y los tiburones han mordido el anzuelo. Ellos merodean en el agua a solo 50 metros de la costa, esperando el buffet prácticamente continuo de diminutas gambas.

Nadie sabe con precisión cómo está afectando el programa de alimentación a la población de tiburones ballena más grande de Filipinas, pero los científicos sí saben que algunos tiburones se muestran de forma confiable al momento de la alimentación todos los días durante todo el año, dice Jackie A. Ziegler, candidata a doctorado en geografía en la Universidad de Victoria en Columbia Británica, quien dirigió un nuevo estudio que examina las percepciones de los turistas sobre los tours de tiburones ballena de Oslob. Esto es sorprendente, dice ella, dado que los tiburones ballena son típicamente una especie migratoria altamente móvil.

turistas observan tiburón ballena en Oslob, FilipinasUna de las principales preocupaciones, dice Al Dove, un biólogo de tiburones ballena en el Acuario de Georgia en Atlanta, es que los tiburones perderán su capacidad de sobrevivir solos en la naturaleza. "Esa es la ansiedad, que creas un animal que es muy dependiente de los humanos y no puede cuidarse solo", dice Dove, que no participó en el estudio.

Sin embargo, los turistas que visitan Oslob parecen estar de acuerdo con la práctica. En una reciente revisión científica de los comentarios sobre las compañías de turismo de tiburones ballena que quedaron en TripAdvisor - hechos principalmente por los visitantes extranjeros de la ciudad - Ziegler y sus colegas descubrieron que muchos parecen conscientes de los problemas éticos inherentes a la alimentación de la vida silvestre. Pero, de los comentaristas que en sus revisiones hicieron referencia a las consideraciones éticas, más de dos tercios justifican su participación como un placer culpable.

En otras palabras, dice Ziegler, estos turistas anteponen sus intereses personales, incluso sabiendo que la operación de turismo es éticamente sospechosa. De hecho, la mayoría de estos comentarios califican la experiencia con cuatro o cinco estrellas, lo que sugiere que recomendarían a otros que participen.

Por supuesto, el grado exacto en que la práctica de hostigamiento es moralmente incorrecta depende de cómo se valoren los diferentes lados del balance utilitario.

Los biólogos no saben cómo interactúan los tiburones ballena de Oslob con la población de tiburones ballena más grande de la región, lo que significa que es difícil decir qué tan perjudiciales han sido las prácticas de alimentación para los tiburones ballena en general. Tampoco saben con certeza cómo nadar junto a unos 2.000 turistas cada día, mientras engullen enormes cantidades de camarones de fácil acceso, está afectando la fisiología o el comportamiento de los tiburones.

Del mismo modo, es difícil decir si los beneficios económicos positivos de estas operaciones de turismo de tiburón ballena superan los costos para los animales. El turismo de vida silvestre puede ser un negocio lucrativo. En 2015, el turismo de tiburones ballena inyectó alrededor de $ 5 millones en la economía local; antes de instituir la práctica de alimentación, Oslob no tenía una industria turística importante ni ningún incentivo financiero para proteger a los tiburones. Las experiencias de vida silvestre también pueden, en las circunstancias adecuadas, convertirse en dólares de conservación, beneficiando a su vez a los animales.

Ziegler dice que es importante adoptar un enfoque precautorio "para garantizar que las actividades turísticas tengan el menor impacto posible". "Especialmente porque estos tiburones están en peligro", agrega.

Aún así, si suficientes turistas que ven la práctica como poco ética continúan apoyándola, es poco probable que cambie, dice Dove. "Debido a que hay intereses financieros en la realización de la actividad, necesita un contrapeso. La única forma real son los controles regulatorios".

El gobierno filipino aún no ha determinado la legalidad de la alimentación del tiburón ballena, pero recientemente ha comenzado a explorar el asunto. Según Ziegler, los legisladores no pueden tomar una decisión informada hasta que se realicen nuevas investigaciones sobre los costos para los tiburones y la economía local y los medios de subsistencia si fuera prohibida la práctica.

Mientras tanto, Ziegler sugiere que los turistas que buscan apoyar únicamente las operaciones de turismo más éticas en la naturaleza, en Oslob o en otro lugar, investiguen por su cuenta.

"Antes de participar en una actividad como esta ... investíguela. Sea un turista más informado, y tenga cuidado de dónde gasta sus dólares de turista".

Artículo científico: A guilty pleasure: Tourist perspectives on the ethics of feeding whale sharks in Oslob, Philippines

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar