Clicky

diente de Carcharocles angustidens

El Carcharocles angustidens pudo haber llegado a medir más de 9 metros

Nadar hoy en el océano viene con un conjunto único de riesgos. Uno de esos riesgos es encontrar una criatura que pueda lastimarte, como una medusa u otro tiburón. De todos los tiburones con los que te puedes encontrar en el profundo mar azul, el tiburón blanco es el más temido. Sin embargo, si hubieras nadado en el océano hace unos 25 millones de años, te hubiera acechado una criatura mucho más temible.

Investigadores descubrieron en Australia una dentadura de un tiburón que habría hecho que el gran blanco pareciera un zoquete. La especie es Carcharocles angustidens, y es uno de los tiburones "mega dentados" que patrulló las aguas de Australia en el momento, preparando comidas de casi cualquier cosa que quisiera.

El mejor ejemplo que los científicos tienen de esta especie particular de tiburón prehistórico mide 31 pies de largo (unos 9 metros y medio), casi el doble de la longitud del gran tiburón blanco actual. Estimar el tamaño máximo de la antigua criatura es una tarea algo complicada, pero los investigadores han sugerido que puede haber crecido aún más y que el animal pudo no haber crecido completamente cuando murió. La mayoría de los grandes tiburones blancos modernos se acercan a más de 15 pies de largo ("solo" cuatro metros y medio).

Carcharocles angustidens

Los dientes en este reciente descubrimiento se midieron en 2,7 pulgadas de longitud (unos 7 cm), con bordes dentados y una punta afilada. Este fue un animal creado para matar, y matar es exactamente lo que hizo. Los científicos creen que el tiburón se habría aprovechado de animales acuáticos como pingüinos e incluso las pequeñas ballenas. Sí, ballenas.

dientes Carcharocles angustidens

Pero a pesar de lo impresionante que hubiera sido este animal, aún habría palidecido en comparación con el aún más intimidante Megalodón. Se estima que el Carcharocles megalodon creció hasta casi 60 pies de largo (más de 18 metros), con mandíbulas capaces de ejercer más de 40.000 libras de fuerza de mordida. No hace falta decir que no hubieras querido toparte con ninguna de estas criaturas mientras tomabas un baño en el océano prehistórico.

Etiquetas: DienteTiburónPrehistóricoMegadentado
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos