Muchos repelentes de tiburones no funcionan

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

silueta de un surfista en el agua

Prueban cinco repelentes de tiburones disponibles en el mercado contra 44 grandes tiburones blancos

En los últimos 30 años ha aumentado dramáticamente el número de personas que fueron mordidas por tiburones. Como lo muestra el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones del Museo de Historia Natural de Florida, el número de ataques de tiburones no provocados aumentó globalmente de 226 en los años 80 a 661 en 2009.

Las poblaciones humanas están creciendo y, gracias a los esfuerzos de conservación, también lo hacen los números de tiburones. Con más personas y tiburones en el agua, el temor generado por este conflicto por el espacio compartido ha alimentado a una creciente industria de repelentes de tiburones que comercializa dispositivos que prometen mantener a los tiburones alejados de los que se aventuran en el mar.

Sin embargo, a pesar de toda la atención que provocan estos inventos, se sabe poco sobre si realmente funcionan. El aumento en la disponibilidad de estos elementos disuasivos no se ha comparado con pruebas independientes, rigurosas y revisadas por pares para informar al público sobre su efectividad, dice Charlie Huveneers, ecólogo de tiburones de la Universidad de Flinders en Australia.

Pero en un nuevo estudio, Huveneers y sus colegas se sumergieron en aguas llenas de tiburones para probar los dispositivos, y llegaron a una aleccionadora conclusión.

Para una serie de pruebas, Huveneers y sus colegas se dirigieron al Parque Marino de las Islas Neptuno en Australia, el sitio de la reunión más grande conocida de grandes tiburones blancos adultos del país. Los científicos utilizaron una mezcla de aceite de pescado y atún rojo del sur para atraer a los tiburones hacia las réplicas de tablas de surf hechas a medida con repelentes de tiburones.

De los más de doce repelentes de tiburones disponibles en el mercado, el equipo probó cinco opciones populares: Freedom + Surf, Rpela, el brazalete Sharkbanz, la correa Sharkbanz y la cera para surf Chillax.

El Freedom + Surf y Rpela son dispositivos eléctricos usados por los surfistas y diseñados para repeler a los tiburones sobrecargando sus electrorreceptores, que son capaces de detectar diminutos campos electromagnéticos. También se usan los dispositivos Sharkbanz que igualmente están diseñados para usar imanes y sobrecargar los electrorreceptores de los tiburones. La cera de surf Chillax tiene un enfoque diferente: los surfistas aplican la cera a sus tablas, y se supone que el olor enmascara los aromas que a los tiburones les gustan y los mantiene a raya.

prueba de repelentes de tiburón

Los científicos midieron la efectividad de cada dispositivo de varias maneras: registraron qué tan cerca estaban los tiburones del atún, cuántos pases hicieron para investigar la comida, con qué frecuencia tomaron el anzuelo y si reaccionaron al disuasivo de manera observable. En total, realizaron 297 pruebas exitosas y vieron a 44 grandes tiburones blancos interactuar con el cebo 1.413 veces.

Según los datos, Huveneers dice que algunos productos son capaces de afectar el comportamiento de los tiburones y pueden reducir el riesgo de una mordedura de tiburón, mientras que otros no tuvieron el resultado anunciado. El Freedom + Surf obtuvo el mejor puntaje: redujo el porcentaje de veces que el tiburón tomó el cebo de 96 a 40. Sin embargo, los otros repelentes de tiburones tuvieron poco o ningún efecto medible en el comportamiento del gran tiburón blanco.

Sarah Waries, líder de proyecto para los Shark Spotters de Sudáfrica (una organización que utiliza observadores para alertar a los nadadores cuando hay un tiburón cerca), dice que muchos de los elementos disuasorios de los tiburones fueron diseñados en base a técnicas que demostraron ser efectivas para repeler a los más pequeños, especies de tiburones menos peligrosas que los grandes blancos. Pero esta nueva evidencia muestra que su eficacia en esas especies no se traduce en tiburones grandes y curiosos, como los grandes blancos, dice ella.

"No me sorprende mucho que no funcionen la mayoría de los repelentes de tiburones que observó el estudio", dice Waries.

Huveneers dice que algunos fabricantes están haciendo sobre sus productos afirmaciones sin fundamento que dan a los surfistas una falsa sensación de seguridad, lo que podría llevar a las personas a ponerse en situaciones más peligrosas de lo que lo harían. Por ejemplo, algunos surfistas y pescadores submarinos continúan visitando áreas con gran abundancia de tiburones que están cerradas para las personas porque se sienten seguros cuando usan estos productos, dice.

Incluso el Freedom + Surf, que tuvo el mejor desempeño en la prueba de Huveneers, no ha demostrado ser 100% efectivo, dice Waries. "No hay repelente de tiburones disponible que pueda garantizar que no se encontrará con un tiburón".

Neil Campbell, propietario de Common Sense Surf Company, el fabricante de cera de surf Chillax, dice que el estudio fue injusto para su producto.

"Al utilizar atún, crearon condiciones antinaturales para probar un elemento disuasivo", dice Campbell. También dice que la cera se aplicó a la tabla de surf a la temperatura incorrecta, quizás en un intento equivocado de mejorar su efectividad.

Huveneers, sin embargo, cree que la prueba fue correcta. En su estudio, Huveneers escribe que el atún del sur pudo haber enmascarado el olor de la cera, pero su uso fue necesario para obtener un número suficiente de pruebas. Sin embargo, escribe, "ninguno de los ingredientes utilizados en la cera Chillax es en sí mismo un repelente de tiburones establecido", aunque reconoce que se justifica más investigación sobre la cera.

Huveneers espera que los resultados permitan a las agencias privadas y gubernamentales y al público tomar decisiones informadas sobre el uso y la idoneidad de estos cinco productos.

Artículo científico: Effectiveness of five personal shark-bite deterrents for surfers

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar