El cambio climático está transformando el cerebro de los tiburones

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tiburón de Port Jackson

Investigación en Australia sugiere que un clima más cálido podría hacer que los tiburones sean "diestros"

A medida que los animales y los invertebrados se adaptan a las crecientes temperaturas del océano, sus cerebros también podrían estar cambiando.

Un reciente estudio realizado por un grupo de la Macquarie University en Sydney estudió los efectos en los tiburones de Port Jackson (Heterodontus portusjacksoni), una especie migratoria que vive en las aguas más cálidas de la costa australiana, luego de que se elevaron a temperaturas de 1 a 3 grados centígrados más altas de lo normal. (Ese es el cambio previsto en la temperatura del océano para fines de siglo, suponiendo que el cambio climático mantenga su trayectoria, lo que probablemente hará).

Lo que los investigadores observaron fue un cambio significativo en la lateralización de los tiburones de la prueba, que es una función cerebral observada en muchas especies que esencialmente relega ciertos procesos a un lado del cerebro o al otro. En los seres humanos, la lateralización se entiende más coloquialmente a través del ejemplo de "habilidad": las funciones del lenguaje para personas diestras suelen ser lateralizadas al hemisferio izquierdo del cerebro, mientras que para las personas zurdas pueden ser bilaterales o lateralizadas hacia la derecha.

Los científicos aún no han llegado a un consenso sobre si esta división del trabajo cerebral tiene un propósito explícito, pero investigaciones anteriores han sugerido que la lateralización de las funciones cognitivas en los peces tiene algunas ventajas evolutivas, como mejorar el comportamiento del cardumen. Las especies que estaban más fuertemente lateralizadas tenían mayores niveles de cohesión y coordinación mientras se movían dentro de los cardúmenes en comparación con las especies no lateralizadas.

experimento de laberinto con tiburonesEl equipo de Sydney probó la lateralidad de los tiburones de Port Jackson enviándolos varias veces a través de un laberinto y siguiendo las instrucciones que eligieron para girar. (Un grupo de control, incubado a temperaturas normales, también realizó la prueba del laberinto). El grupo de tiburones criados a temperaturas más altas mostró una lateralidad significativamente más fuerte que el grupo de control, y eligió girar a la derecha con mucha más frecuencia.

¿Por qué sucedería esto? Debido a que los tiburones criados a temperaturas más altas alcanzaron la madurez más rápidamente y tenían metabolismos más rápidos que los tiburones del grupo de control, sus cerebros no podían desarrollar el mismo tamaño y complejidad de lo normal. Los investigadores plantearon la hipótesis de que su lateralización podría haber surgido como un mecanismo de ahorro de energía.

"El procesamiento neuronal es metabólicamente caro; por lo tanto, una mayor capacidad de procesamiento paralelo podría permitir a los animales ahorrar energía durante el desarrollo del cerebro y el procesamiento de la información sin comprometer la función".

Por lo tanto, asignar una función particular a un hemisferio podría permitir a los tiburones mantener una función cognitiva, realizando múltiples acciones simultáneamente, como navegar y buscar presas, incluso con cerebros relativamente más pequeños.

Al principio, esto parece una buena noticia: el curso de corrección de especies en entornos desfavorables para continuar funcionando lo más normalmente posible debería ser una señal positiva de que un clima más cálido no es el fin del mundo. Sin embargo, como parte de su informe, los investigadores también observaron que el 42 por ciento de los tiburones criados en un ambiente más cálido murieron antes de que pudieran comenzar las pruebas, así que es mejor no extrapolar demasiado sobre la capacidad de las especies para adaptarse al cambio climático.

Artículo científico: Incubation under Climate Warming Affects Behavioral Lateralisation in Port Jackson Sharks

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar