La aterradora mordedura del Edestus, el tiburón tijera

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tiburón Edestus

Científicos modelan cómo cortaba las presas un tiburón prehistórico con "mandíbulas de tijera"

Edestus, una especie de 330 millones de años de antigüedad, tuvo una de las mordeduras más singulares de la historia natural

Los tiburones modernos tienen impresionantes mordeduras, con potencias acuáticas como el gran tiburón blanco con hileras de dientes serrados dispuestos en una característica forma de media luna. Pero hace cientos de millones de años, antes del alba de los dinosaurios, vivía un tiburón con una mordedura como ninguna otra: Edestus, el tiburón tijera.

Los paleontólogos han sabido del Edestus durante más de 150 años. Se encontraron fósiles de peces en roca lutita de aproximadamente 330 millones de años de los Estados Unidos e Inglaterra, la mayoría de ellos con dientes y partes de la mandíbula preservados. Desde el descubrimiento del Edestus en el siglo XIX, sus mandíbulas han sorprendido a los expertos que buscan entender los hábitos alimenticios de este inusual pez.

Las dos filas de dientes del Edestus no están dispuestas en un semicírculo, como en la mayoría de los tiburones modernos, sino que parecen un par de tijeras dentadas de color rosado. Hoy no existe nada como el Edestus, pero un nuevo análisis de un delicado fósil ha resuelto el misterio de cómo consumía sus presas este antiguo depredador marino.

El fósil clave es conocido por los expertos como FMNH PF2204, aunque el paleontólogo de la Universidad Estatal de Idaho, Leif Tapanila, lo llama "Ed Head". En la superficie, no parece mucho. Recogido en la década de 1960 por el fallecido paleontólogo Rainer Zangerl, "el cráneo se conserva en lo que parece una baldosa de pizarra negra con un bulto dentro del tamaño de una mano", dice Tapanila. Pero una radiografía del espécimen que Zangerl publicó en 2004, así como el trabajo en otro misterioso pez llamado Helicoprión, inspiró a Tapanila y sus colegas a pensar en resolver el misterio de larga data de la mordedura del Edestus.

estudio del tiburón EdestusHasta el nuevo análisis, publicado en The Anatomical Record, nadie podía estar de acuerdo en cómo utilizaba este pez sus distintivos dientes de sierra. Cada diente triangular estaba colocado en un trozo curvo de mandíbula, llamado espiral, que sobresalía de la boca del pez. "Docenas de dientes y verticilos del Edestus están bien conservados y descritos, pero sin ningún contexto de mandíbulas o cráneo completos, las ideas anteriores sobre la apariencia y la función están en todo el mapa", dice Tapanila.

Un espécimen en el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian inspiró la idea de que las fauces de este pez "se curvaban como bananas fuera de los labios del animal". Otra idea reciente sugirió que Edestus usó sus dientes para "cortar arriba y abajo en la presa, presumiblemente destrozándola con agresivo fervor", dice Tapanila.

Con numerosas teorías flotando alrededor, "Ed Head" fue capaz de arrojar algo de luz sobre la masticación del Edestus. El fósil incluye los dientes, las mandíbulas y el cráneo, que Tapanila y sus colegas modelaron con una tomografía computarizada para crear una representación tridimensional de la cabeza del animal.

"Nos sorprendió la anatomía del cráneo porque parece tener dos articulaciones en el mecanismo de la mandíbula", dice Tapanila. Durante una mordida, "las cuchillas superior e inferior de los dientes se apretaban entre sí, y la cuchilla inferior se deslizaba hacia atrás hasta la garganta, cortando su presa por la mitad".

Nunca se ha visto antes la técnica de mordida y corte del Edestus. "Por lo que sé, este es un tipo único de alimentación", dice la paleontóloga de la Universidad Estatal de Humboldt, Allison Bronson. Hubo otros tiburones con dientes en espiral, como el Helicoprion de mandíbula en espiral que Tapanila y sus colegas estudiaron anteriormente, pero hasta ahora, Edestus parece ser el único en tener un mecanismo de mordida y corte.

mandíbulas del tiburón Edestus

"Siempre estoy entusiasmado con el Dr. Tapanila y sus colegas en el uso de innovadoras técnicas de modelado para abordar estos misterios de larga data de la paleoctiología [el estudio de los peces fósiles]" dice Bronson.

Imaginar a Edestus en acción sin duda podría inspirar algunas representaciones de películas de un aterrador depredador en las profundidades. "La mandíbula del Edestus parece haber sido desarrollada principalmente para amputar rápida y fatalmente a su presa, rompiéndola por la mitad y, presumiblemente, recogiendo las piezas que caían después que la víctima había sido sometida", dice Tapanila.

Por qué Edestus y los peces relacionados como Helicoprion desarrollaron sus mordeduras sin precedentes es el siguiente misterio para que los paleontólogos hundan sus dientes. Mientras advierte que la idea es especulativa, Tapanila sugiere que la proliferación de presas carnosas, como los antiguos parientes de calamares y otros peces, podría haber tenido algo que ver con la aparición de tiburones rebanadores como Edestus. Sin embargo, por ahora, una cosa es segura: a pesar de estar extinto durante unos 330 millones de años, Edestus nunca se ha visto más real.

Artículo científico: Saws, Scissors, and Sharks: Late Paleozoic Experimentation

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar