Miles de tiburones de puntas negras aparecen por primera vez en Long Island

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Miles de tiburones de puntas negras aparecen por primera vez en Long Island - 5.0 out of 5 based on 1 vote

tiburones punta negra en Long Island

Resulta que a los tiburones les gustan los Hamptons tanto como a los neoyorquinos

Los tiburones que realizan su migración anual hacia el norte desde Florida tienen un nuevo destino de vacaciones de verano: Long Island.

Los tiburones de puntas negras (Carcharhinus limbatus), que miden de 1,2 a 2,4 metros de largo, pasan gran parte del año en Florida antes de dirigirse al norte hacia aguas más frías. En el pasado, las Carolinas eran el destino elegido por los tiburones. Pero ya no más. Debido al cambio climático, las aguas de Carolina del Norte y del Sur ya no son lo suficientemente frescas en verano.

Por lo tanto, los puntas negras buscan aguas más al norte, y Long Island cumple con los requisitos. Y al igual que los neoyorquinos ansiosos por pasar las últimas semanas de verano en los Hamptons, estos amantes de la playa con aletas viajan en masa.

"Estos puntas negras están llegando a Long Island en grandes cantidades, no solo unos pocos, sino el 25, 30 por ciento de la población", dijo Stephen Kajiura, un experto en tiburones de la Florida Atlantic University. "Te sorprende cuando lo ves".

Casi todos los años desde 2011 Kajiura ha inspeccionado en avión la costa de Florida para ver a estos tiburones hacer su gran viaje hacia el norte. A menudo hay tantos tiburones que, desde el cielo, es difícil distinguir a los tiburones individuales. Se congregan miles en oscuros grupos. "Hay muchísimos", dijo Kajiura.

Muchos de estos tiburones están etiquetados con dispositivos que permiten a los científicos rastrear sus ubicaciones. Pero no fue hasta 2016 que los científicos observaron que muchos de los tiburones etiquetados tenían un nuevo patrón de migración. Al principio, parecía una casualidad, pero ha sucedido todos los veranos desde entonces, incluido este, dijo Kajiura. Kajiura quedó impresionado por el cambio.

Según Kajiura, hay dos posibles razones por las que los puntas negras podrían elegir los Hamptons sobre las Carolinas. Puede ser que las aguas de Carolina estén demasiado calientes para ellos. La mayoría de los tiburones, incluidas los puntas negras, son ectotermos, por lo que no pueden enfriar sus cuerpos como los mamíferos. Incluso un pequeño cambio en la temperatura del océano puede hacer que se sobrecalienten.

O podría ser que son los peces que comen los tiburones, no los tiburones mismos, sean los que se mueven debido al calentamiento de las aguas, y los tiburones simplemente los siguen, dijo Kajiura.

De cualquier manera, no hay duda sobre esto: las temperaturas a lo largo de la costa atlántica están cambiando rápidamente. Desde 1960 las temperaturas de las aguas entre el Cabo Hatteras, Carolina del Norte y el Golfo de Maine se han disparado en 3.6 grados Fahrenheit (2 grados Celsius), informó National Geographic.

"Si se mueven ellos mismos o si se mueven porque se mueven sus presas, de cualquier manera, es un fenómeno impulsado por la temperatura", dijo Kajiura. "El resultado final es el mismo".

Por ahora, los tiburones de puntas negras pueden estar adaptándose. No hay evidencia de que las poblaciones de esta especie estén disminuyendo en general, según Kajiura, solo que se están alejando más al norte durante los veranos. Para los humanos (especialmente los humanos de Nueva York), el resultado final podría no ser tan brillante.

"Tienes el potencial de más mordiscos en humanos que nunca antes", dijo Kajiura.

Long Island está mucho más llena de humanos que el antiguo hábitat de los punta negra. Eso significa que es probable que haya más encuentros entre tiburones y humanos, dijo Kajiura. Aunque los puntas negras no tienen la misma reputación de agresión que sus primos más conocidos, los grandes blancos, estos pequeños tiburones son responsables de la mayoría de las mordeduras en los Estados Unidos, dijo Kajiura. Esto se debe a que los tiburones de puntas negras son especies de aguas poco profundas; pasan el rato donde nada la gente.

La gente no suele morir por mordeduras de puntas negras, dijo Kajiura. Estos encuentros suelen ser "golpes y fugas" exploratorios en los que el tiburón está tan sorprendido de recibir un bocado de humano como el humano de sentir un tiburón mordiendo su pierna. Pero eso no significa que la gente salga ilesa.

"No vas a perder una extremidad, pero es desagradable", dijo Kajiura. "Todavía tendrás una mano o un pie destrozado".

Lo más probable es que no solo los puntas negras estén expandiendo su rango, dijo Kajiura. Sucede que los científicos tienen los datos de los puntas negras, y debido a que se acercan a la costa más que otras especies de tiburones, es más probable que las personas los noten en lugares donde antes no nadaban.

"Podemos usar puntas negras como indicador", dijo Kajiura. "Es un mundo cambiante. Es emocionante. Pero, en cierto modo, es aterrador".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar