Primera evidencia de un tiburón que luchó contra un calamar gigante de aguas profundas

tiburón oceánico de puntas blancas (Carcharhinus longimanus)

Un calamar gigante dejó cicatrices de batalla en la piel de un tiburón que habita en la superficie

Revela una conexión completamente nueva con las profundidades del mar

En las oscuras profundidades del Océano Pacífico frente a Hawái, un tiburón luchó contra lo que pudo haber sido un calamar gigante y vivió para contarle a los científicos al respecto.

Los tentáculos del enorme cefalópodo dejaron marcas de succión del tamaño de una pelota de golf en la piel del tiburón, un oceánico de puntas blancas de más de dos metros.

Esta es la primera evidencia científica que se encuentra de un tiburón que interactúa con un calamar gigante o cualquier otra especie de calamar similar, que vive a profundidades de más de 300 metros, dicen los investigadores en un nuevo estudio.

Son famosas las épicas peleas entre cachalotes y calamares gigantes pero, hasta ahora, nadie tenía pruebas de que un tiburón se encontrara con un gran cefalópodo.

Todo comenzó en el verano de 2019, cuando el fotógrafo Deron Verbeck observó un tiburón frente a la costa de Kona en Hawái con un patrón de puntos blancos en el costado. Sabiendo que los científicos identifican a los tiburones en función de sus cicatrices, tomó algunas fotos.

De vuelta en su computadora, amplió los puntos y se sorprendió al ver una serie de grandes anillos de succión.

"Yo exclamé, santo cielo!", dice Verbeck a National Geographic, quien publicó la foto en Facebook.

Yannis Papastamatiou, un ecologista de tiburones de la Universidad Internacional de Florida, en Miami, vio la fotografía e inmediatamente contactó a Verbeck.

“Me dijo: ¡Quita esa cosa de Internet! Nadie ha visto eso antes", recuerda Verbeck.

No pudo decir qué especie de calamar hizo las marcas, hay varios calamares lo suficientemente grandes como para haberlas dejado, pero, Papastamatiou dice, "tenía que ser algo bastante grande".

Tales descubrimientos son especialmente útiles para conservar los tiburones de puntas blancas oceánicos (Carcharhinus_longimanus), que están en peligro crítico debido a la pesca comercial y al comercio de aletas de tiburón. Por ejemplo, saber que los puntas blancas pueden cazar en aguas más profundas puede ayudar a los científicos a aconsejar a los encargados de formular políticas sobre qué parte del océano proteger.

marcas de calamar gigante en un tiburón

Batalla invisible en las profundidades

Papastamatiou advierte que es difícil sacar conclusiones basadas en una fotografía. "Mi principal pesar es que nunca pudimos ver lo que sucedió", dice.

Es posible que se haya desatado una pelea si los dos depredadores se toparon entre sí, pero, especula, es más probable que el tiburón fuese tras el calamar, posiblemente en busca de una comida.

Los puntas blancas oceánicos no son exigentes en lo que respecta a la dieta, y se aprovechan de diferentes peces y especies de calamares más pequeños. Aunque los puntas blancas pueden hacer inmersiones profundas, cazan principalmente cerca de la superficie.

También es posible que el calamar haya comenzado la pelea, pero la coautora del estudio, Heather Bracken-Grissom, bióloga de la Universidad Internacional de Florida, dice que no conoce ningún informe sobre la caza de tiburones.

"Es más probable que este calamar fuese atacado por el tiburón y se defendiese a sí mismo", dijo, y agregó que, según las cicatrices que le quedaron al tiburón, el manto del calamar, su cuerpo, tenía al menos 3,2 pies de largo (aproximadamente un metro). (Los tentáculos de tal calamar podrían aumentar su longitud hasta unos 27 pies - 8 metros). Los círculos blancos son probablemente cicatrices de ventosas de succión más pequeñas, desde la parte más estrecha de los tentáculos.

Grace Casselberry, candidata al doctorado en ciencias marinas de la Universidad de Massachusetts Amherst, que no participó en el estudio, dice que nunca había oído hablar antes de tiburones luchando con grandes calamares, ni había visto marcas de succión en un tiburón.

Si bien es común ver tiburones con cicatrices, "no es común poder descubrir qué es lo que realmente causó esto", dice ella. "Esta es una interacción realmente genial para poder documentar solo a través de marcas en la piel".

Calamares en el "café del tiburón blanco"

La investigación puede revelar otros misterios de los tiburones.

Shaili Johri, investigadora postdoctoral en la Estación Marina Hopkins de la Universidad de Stanford, en California, se ha preguntado por qué los grandes tiburones blancos pasan el rato en una parte aparentemente vacía del océano que ella y sus colegas llaman el "café de tiburones blancos".

Una de sus teorías es que los grandes blancos pueden estar cazando calamares gigantes en aguas profundas.

"Este hallazgo sobre los puntas blancas oceánicos es significativo y va junto con lo que estamos pensando sobre los tiburones blancos", dice Johri.

Johri agrega que analizar el ADN de muestras de agua que puedan contener rastros de criaturas que han pasado o viven en el área podría revelar qué especies de calamares hay en esa parte del océano, reduciendo la posible víctima (o culpable) en esta escaramuza.

Lo que destaca en este encuentro tiburón-calamar "es lo tridimensional que es el océano", dice Casselberry. "No siempre pensamos en cómo interactúan las especies que ocupan profundidades diferentes".

Papastamatiou agrega que los animales que viven en ecosistemas superficiales y de aguas profundas, que alguna vez se consideraron relativamente aislados unos de otros, pueden tener relaciones previamente desconocidas.

Tales encuentros inesperados entre criaturas marinas pueden iluminar cómo están conectadas las redes alimentarias oceánicas y proporcionar información sobre cómo ayudar a protegerlas.

Papastamatiou y sus colegas describieron la aparente interacción en la investigación publicada esta semana en el Journal of Fish Biology: "An encounter between a pelagic shark and giant cephalopod"

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.