Entre tiburón y raya: la ventaja evolutiva de los ángeles marinos

tiburón ángel

Los tiburones ángel están bien adaptados, pero reaccionan lentamente a los cambios ambientales

La imagen general de un tiburón es la de un gran y rápido depredador oceánico. Sin embargo, algunas especies cuestionan esta imagen, por ejemplo, los tiburones ángel (género Squatina). Se han adaptado a una vida en el fondo de los océanos, donde acechan a sus presas.

Para poder esconderse en el sedimento o dentro de él, el cuerpo de los tiburones ángel se aplastó en el curso de su evolución, haciéndolos muy similares a las rayas, que están estrechamente relacionadas con los tiburones.

Cuerpo aplanado como indicación de un estilo de vida exitoso

Los fósiles completos más antiguos conocidos de tiburones ángel tienen aproximadamente 160 millones de años y demuestran que el cuerpo aplanado se estableció temprano en su evolución. Esto también indica que estos tiburones ángel extintos ya tenían un estilo de vida similar al de sus parientes existentes, y que este estilo de vida obviamente fue muy exitoso.

Los tiburones ángel se encuentran hoy en todo el mundo, desde mares templados hasta tropicales, pero la mayoría de estas especies están amenazadas. Para comprender los patrones y procesos que condujeron a su baja diversidad actual y las posibles consecuencias de su anatomía particular, un equipo de científicos ha estudiado las formas corporales de los tiburones ángel desde sus orígenes utilizando métodos modernos.

esqueleto de Pseudorhina acanthoderma

Imagen: Esqueleto de completo de un ángel de mar (Pseudorhina acanthoderma; SMNS 86214/41) del período Jurásico Superior (ca. 155 millones de años) del Nusplinger Plattenkalke en Baden-Württemberg (Alemania)

Las especies de hoy son muy similares

Para este propósito, cráneos de especies extintas del período Jurásico tardío (hace unos 160 millones de años) y de las especies actuales se analizaron cuantitativamente usando imágenes de rayos X y TC y cráneos preparados empleando enfoques geométrico-morfométricos. Al hacerlo, la evolución de las formas del cuerpo podría explicarse comparativamente, independientemente del tamaño del cuerpo.

Los resultados muestran que los primeros tiburones ángel eran diferentes en su forma externa, mientras que las especies modernas muestran una variación comparativamente menor en la forma. "Muchas de las especies vivas son difíciles de identificar sobre la base de su anatomía esquelética y forma, lo que podría ser problemático para el reconocimiento de especies", explica Faviel A. López-Romero.

cráneo de Pseudorhina acanthoderma

Imagen: Cráneo de un ángel marino fósil (Pseudorhina acanthoderma; GPIT 8214) del período Jurásico Superior (ca. 155 Millones de años) del Nusplinger Plattenkalke en Baden-Württemberg (SW-Alemania)

Los tiburones ángel están bien adaptados, pero reaccionan lentamente a los cambios ambientales

Se ha demostrado que en las especies vivas, las partes individuales del esqueleto del cráneo están más estrechamente integradas que en sus parientes extintos. Esto condujo a una variabilidad reducida en la apariencia durante la evolución de los tiburones ángel.

"El efecto de integrar diferentes partes del cráneo en módulos individuales altamente interdependientes puede conducir a una capacidad limitada para evolucionar en diferentes formas, pero al mismo tiempo aumenta la capacidad de adaptarse con éxito a condiciones ambientales específicas", explica Jürgen Kriwet.

En el caso de los tiburones ángel, el aumento del aislamiento geográfico resultó en el desarrollo de diferentes especies con adaptaciones muy similares. "Pero la integración modular también significa que tales animales ya no pueden reaccionar rápidamente a los cambios ambientales, lo que aumenta su riesgo de extinción", concluye Jürgen Kriwet.

El estudio se publicó en la revista Scientific Reports: Evolutionary trends of the conserved neurocranium shape in angel sharks (Squatiniformes, Elasmobranchii)

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.