1

Así, a diferencia de lo que ocurría con los submarinos estadounidenses y británicos, los alemanes solo disponían de dos retretes que únicamente podían ser usados cuando navegaban cerca de la superficie. Esto, tal y como cuenta el blog «Intrínseco y expectorante», se debía a que, para ahorrar espacio, carecían de un tanque séptico, por lo que los inodoros vertían su contenido directamente al mar.