1
Por fin llega el momento que has estado esperando todo el año. Extiendes la toalla, te quitas la ropa y si la masificación de gente te deja, te pegas una carrera para meterte, por fin, en el mar. Cuando crees haber evitado el gentío, la señoras que comparten recetas y explican lo que comerán hoy, los locos de la colchoneta que no miran y atropellan a todo el mundo y a la parejita del momento... empiezas a flotar y te dispones a disfrutar de un buen y fresquito baño...