2
13 Vistas
La idea era simple: Comprar gambas congeladas y pesarlas fuera de la bolsa. Después, descongelarlas lentamente sobre un colador y comprobar de forma empírica cuánta merma tienen y si merece o no la pena pagar por este producto. Los resultados de la prueba han sido sorprendentes.

Comentarios

¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas