1

La playa de Valdevaquerosa está en Tarifa, Cádiz, y es uno de los últimos rincones vírgenes del litoral gaditano. Un paraje inigualable para quienes practican deportes de viento y para los amantes de la naturaleza. Uno de los últimos rincones respetados por las políticas urbanísticas de los últimos años en España.



Si no la conoces, deberías. Y rápido, porque resulta que el ayuntamiento de Tarifa acaba de aprobar un plan urbanístico para construir casi 1.500 plazas hoteleras y 340 viviendas en la zona en los próximos años. Sí, en la misma playa de Valdevaqueros, que linda con los parques naturales del Estrecho y de los Alcornocales, y declarada como Reserva de la Bioesfera por la UNESCO.













Pese al revuelo levantado por la ciudadanía, el alcalde de Tarifa dice que cualquier crítica al proyecto es “dañar la posibilidades de desarrollo del pueblo”.



Una petición en Change.org, pidiendo al ayuntamiento de Tarifa y a la Junta de Andalucía que reconsideren su plan. Una petición que ya han respaldado 20.000 personas. Si la Junta sigue viendo que miles de personas de todo el país quieren mantener este paraje natural tal y como está, probablemente reconsideren su plan urbanístico. Hazlo posible firmando esta petición.



El ladrillo nunca ha sido una solución válida de desarrollo sostenible para ninguna localidad. Y menos en Valdevaqueros, cuna del kitesurf, el windsurf y de todo aquel que busca un lugar de playa “diferente”.  Si tú también crees que es un error edificar para cambiar el modelo turístico y de desarrollo de un paraje como este, firma y difunde esta petición.