1
Los hielos marinos del Ártico son mucho más resistentes que lo pronosticado inicialmente, de acuerdo a la última información obtenida por la misión satelital europea Cryosat.