1
La serpiente marina de franjas diete paquetes de veneno suficiente para matar a un ser humano. Pero para un águila pescadora la serpiente se parece a un sabroso - y no peligroso - bocado.