1
Se trata de ejemplares catalogadas científicamente como "chrysaora placomia", las cuáles se observan desde la superficie como "fantasmas" submarinos que son arrastrados por la corriente y provocan un fuerte ardor si los bañistas toman por descuido contacto con los filamentos de sus extremidades.