1

(CNN) -- Un balón de fútbol encontrado recientemente en una playa remota de Alaska pertenece al parecer a un adolescente de una ciudad japonesa devastada por el tsunami que golpeó Japón hace más de un año. Y la pelota podría regresar pronto a su dueño, que vive a más de 4..800 kilómetros de distancia al otro lado del Océano Pacífico.