2
40 Vistas
Se trata, según el presidente de Cepesma, de un Mesoplodom densirrostris o Zifio de Blainville. «Un cetáceo muy desconocido realmente singular y escaso en nuestras aguas. Los zifios, de los que existen varias especies, alcanzan profundidades que rondan los 2.000 metros y se alimentan de cefalópodos, explicó. Este ejemplar fue recogido y trasladado primero a Gijón y luego a las instalaciones del Cepesma, en Valdés.
¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas