3
La tradición dice que los pescadores de camarones a caballo de la costa belga tienen tal compenetración con sus potentes percherones de raza brabante que los quieren más que a sus mujeres. Son los últimos en el planeta que se meten en el mar para 'arar' la marea baja y sacar una cosecha de camarones grises cada vez más exigua. Antiguamente podían lograr hasta 80 o 90 kilos en una buena jornada. Ahora se conforman si se acercan a los diez kilos.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    5 + 3 =



Quien ha votado este artículo

Subir imagen(s)

pesca-camaron-caballo1.jpg