1

Un tsunami con agua a 29,3 grados. Esa era la temperatura de los 12 millones de litros del tanque de la Ciudad de la Luz, donde Naomi Watts trataba de aferrarse a un árbol mientras era arrastrada por la corriente. Solo hay un plató acuático en el mundo tan grande como el de los estudios alicantinos: el de la Fox en Rosarito (Baja California), donde James Cameron filmó 'Titanic'. El equipo de 'Lo imposible' no solo tuvo que calentar, purificar y tintar el agua con colorante alimenticio. Necesitaba una corriente tan potente que empleó 36 bombas capaces de remover 900.000 litros por segundo. Si no se ataba a los actores aparecían en el otro extremo del tanque.